Mundo

España prohíbe fumar al aire libre y cierra el ocio nocturno

Sanidad anuncia medidas tras reunirse de urgencia con las comunidades autónomas.  El registro de 2.987 casos en 24 horas preocupa al país europeo

Coronavirus_España_Segunda Ola
Galicia. El primer día con veto a fumar en las calles. “La medida nos beneficia a todos”, dice un español.El País

El Gobierno y las regiones españolas acordaron ayer por unanimidad el cierre de discotecas, bares de copas y salas de baile y limitar el horario de restaurantes en todo el país para tratar de atajar la transmisión del coronavirus, que tiene focos importantes de contagio en las actividades de ocio nocturno.

Igualmente, decidieron impedir que se fume en la calle y espacios al aire libre, por ejemplo en las terrazas de hostelería, siempre que no sea posible mantener la distancia de seguridad de dos metros entre personas, una medida que ya aplican varias regiones.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y los responsables regionales de salud, decidieron coordinar una serie de decisiones entre todas las administraciones públicas para frenar los brotes de coronavirus, que se han extendido por toda España de manera creciente, aunque desigual, desde el 21 de junio.

Coronavirus_España_Pedro Gamella

COVID-19: Tiene 77 años y ayer dejó su estadía de 144 días en cuidados intesivos

Leer más
Coronavirus_España_Segunda Ola
MEDRANO (LA RIOJA). Un parque vacío en esta localidad española, que vive con preocupación e incertidumbre, el brote de la COVID-19 afecta a 13 vecinos y veraneantes.Raquel Manzanares / EFE

El Ministerio de Sanidad notificó el jueves el mayor número de contagios de coronavirus desde finales de mayo, 2.935 casos en 24 horas, aunque incluidos los datos acumulados por la región de Madrid en dos días, hasta llegar a 337.334 en todo el país desde que comenzó la epidemia, con más de 28.500 fallecidos.

El 21 de junio terminaron el estado de alarma y el mando único del Gobierno central para el control de la epidemia, así que cada región podía aplicar libremente las medidas que consideraba oportunas en cada momento para frenar los brotes en los territorios respectivos. Ahora, por primera vez desde que terminó el estado de alarma, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó varias actuaciones coordinadas en beneficio de todas las regiones.

Illa constató que son los brotes originados en el ámbito de los locales de ocio nocturno los que más casos generan y los que son más difíciles de detectar. Los restaurantes y bares tendrán que cerrar como muy tarde a la una de la noche, pero a partir de la medianoche ya no podrán aceptar clientes.

Coronavirus_Vacuna_Latinoamérica

COVID-19: vacuna costaría de 3 a 4 dólares y un año antes llegaría América Latina

Leer más

Sanidad recuerda la necesidad de garantizar la distancia interpersonal mínima de metro y medio en la barra, la misma que entre las mesas de los establecimientos, y un máximo de diez personas en cada una.

Sobre la prohibición de fumar al aire libre, el ministro incidió en que lo mejor para la salud es no hacerlo nunca, pero en el caso de que se haga, se debe garantizar la distancia física de seguridad de dos metros en la vía pública.

Insistió en que el conjunto de medidas son de cumplimiento obligado en todo el territorio nacional. “He pedido a las comunidades (regiones) que pongan todos los medios para cumplirlas; me consta que lo están haciendo”.

Sobre las residencias de ancianos, anunció que será obligatorio hacer pruebas PCR a todas las personas que ingresen en estos centros y también a los empleados que vuelvan de vacaciones, y se limitan las visitas a una al día por residente y una hora de duración.

La decisión genera malestar. El gremio del ocio nocturno amenazó con llevar a los tribunales la decisión del Gobierno central y las autonomías de cerrar estos establecimientos y exige a las comunidades autónomas un rescate, de una actividad que genera 200.000 puestos de trabajo y que comprende 25.000 compañías.

Por su parte, el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, considera que la decisión de impedir fumar en las terrazas de bares y restaurantes es una “tomadura de pelo”, que se ha decidido sin contar con evidencias científicas que demuestren que el humo favorezca el contagio y que afecta a un sector muy dañado y con escasísimas ayudas.

UNA PREOCUPACIÓN REGIONAL

El uso de mascarilla ya es obligatorio en el exterior en muchas ciudades de Europa. Algunas regiones italianas, así como España, ayer, han comenzado a imponer restricciones a las discotecas y clubes nocturnos ante el aumento de los contagios.

Italia registró el jueves una nueva subida del número de casos, con 523 en 24 horas, y seis fallecidos más. En el Reino Unido la cifra diaria se elevó ayer hasta 1.441 nuevas infecciones, frente a los 1.009 positivos en 24 horas. Hay 11 fallecidos.

Coronavirus_España_Segunda Ola
MILÁN. Pasajeros esperan abordar el metro. Italia determina que es obligatorio el uso de la mascarilla en todo momento.MATTEO CORNER / EFE

El Gobierno informó que una amplia zona del norte de Inglaterra, que incluye Manchester y Leicester, mantendrá al menos durante una semana más las medidas de confinamiento parcial.

Mientras que en París y el departamento de Bouches du Rhône, cuya capital es Marsella, están desde clasificadas como zonas activas de circulación del coronavirus, lo que permite a los prefectos locales tomar medidas adicionales para contener el avance de la epidemia.