El ejército ruso martilla la red eléctrica de Kiev a inicios de un invierno

  Mundo

El ejército ruso martilla la red eléctrica de Kiev a inicios de un invierno

Un parte de la capital ucraniana está a oscuras y  poco apoco se restablece el servicio de agua potable 

Rusia
Captura de un video que muestra los sistemas de cohete  rusos disparando en una ubicación no revelada en la región de Donetsk, al este de Ucrania. efe

El Ejército ruso, ante la imposibilidad de doblegar a su enemigo en el campo de batalla, opta por maniatar a Ucrania con el martilleo constante de sus infraestructuras de cara al invierno, para obligar a Kiev a cumplir sus exigencias, según admitió ayer el propio Kremlin.

Ucrania “tiene todas las posibilidades de llevar la situación a un cauce normal, de arreglar la situación de modo que se cumplan las demandas de la parte rusa y poner fin, por tanto, a todos los posibles sufrimientos de la población civil”, señaló el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

El Ministerio de Defensa ruso sostuvo que el ataque masivo con armas de alta precisión y largo alcance de emplazamiento aéreo, naval y terrestre estuvo dirigido “contra el sistema de mando militar de Ucrania y las instalaciones energéticas vinculadas a este”.

Asamblea

Los ucranianos hallan otra cámara de tortura usada por los rusos en Jersón

Leer más

Además, el presidente ruso Vladímir Putin ordenó suministrar más armamento de calidad a las tropas que combaten en Ucrania, cuando se cumplen nueve meses desde el inicio de la campaña militar.

Los servicios de inteligencia estadounidenses y británicos mantienen desde hace varios meses que el Ejército ruso tiene no sólo acuciantes problemas de falta de hombres en Ucrania, sino también de armamento y municiones.

Ante la imposibilidad de lograr avances en el campo de batalla, el Ejército ruso ha optado por lanzar bombardeos masivos contra la infraestructura energética ucraniana, por lo que Kiev ha pedido a Occidente el suministro urgente de baterías antiaéreas.

Es mas, la ciudad de Kiev amaneció ayer sin electricidad en el 70 por ciento de los hogares y con un suministro parcial de agua potable, tras los bombardeos lanzados el miércoles por el Ejército ruso, que dañaron gravemente algunas de sus instalaciones.

El alcalde de Kiev también anunció que se ha podido reanudar el suministro de agua en el margen izquierdo del río Dniéper y que espera que se restablezca en el margen derecho. Sin embargo, los combates no cesan en Ucrania.

ucrania

La OMS avisa que el invierno será una amenaza 'mortal' para millones de ucranianos

Leer más