Despiden al hombre que le puso el fin a la URSS

  Mundo

Despiden al hombre que le puso el fin a la URSS

Moscú le dice adiós casi con frialdad a Mijaíl Gorbachov. Joe Biden lo calificó como un “valiente reformista de la democracia”. Le dio paz a Rusia

Occidente
El expresidente de EE.UU George H.W. Bush. (izq), Mijaíl Gorbachov (c) y el excanciller alemán Helmut Kohl.efe

Los líderes mundiales rindieron ayer tributo a la memoria del último líder soviético, Mijaíl Gorbachov, y destacaron su aportación al término de la Guerra Fría, mientras que en Rusia su deceso fue recibido casi con frialdad, pues muchos en el país asocian su figura al colapso de la Unión Soviética.

Gorbachov falleció el martes 30 de agosto de 2022, a los 91 años en el Hospital Clínico Central de Moscú donde se hallaba ingresado desde hace meses debido a una grave enfermedad.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que Gorbachov era un hombre con “visión extraordinaria”, un líder poco común, con la imaginación para ver que un futuro diferente era posible y el coraje para arriesgar toda su carrera para lograrlo.

Mijaíl Gorbachov

Mijaíl Gorbachov, el adiós al hombre que acabó con la Guerra Fría

Leer más

“No olvidaremos que la perestroika hizo posible el intento de establecer una democracia en Rusia, y que la democracia y la libertad pudieran ser una realidad en Europa, que Alemania pudiera reunificarse y que el telón de acero desapareciera”, subrayó el canciller alemán, Olaf Scholz.

Agregó que el último dirigente soviético fue “un valiente reformista y un estadista que se atrevió a mucho”, epítetos elogiosos que repitieron mandatarios de diversas latitudes.

Dentro de Rusia, para el presidente Vladímir Putin, Gorbachov “fue un político y un estadista que influyó enormemente en la marcha de la historia mundial”, según el telegrama de condolencias que envió a la familia del político fallecido.

El mandatario destacó que Gorbachov dirigió el país en un “período de complejos y dramáticos cambios, de desafíos sociales, económicos y de política exterior de gran envergadura”, pero omitió todo juicio de valor sobre su gestión y su política de transformaciones democráticas conocidas como la perestroika.

Y es que son muchos los rusos que achacan a Gorbachov y a su política de cambios el colapso de la Unión Soviética, que el propio Putin llegó a calificar como “la mayor catástrofe geopolítica del siglo XX”.

Otros políticos rusos, como el jefe del partido oficialista Rusia Justa, Serguéi Mirónov, han reconocido que la política de Gorbachov fue para los soviéticos una bocanada de aire fresco y una esperanza de grandes cambios.

El periodista opositor ruso y Premio Nobel de la Paz, Dmitri Murátov, afirmó que Gorbachov regaló al mundo tres decenios de paz, sin amenaza de guerra atómica, y siempre puso los derechos humanos por encima de los intereses del Estado.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, encomió ayer al fallecido expresidente soviético Mijaíl Gorbachov, de quien destacó su apuesta por el “diálogo y la negociación” entre naciones enfrentadas, como Rusia y Estados Unidos.

El secretario afirmó además que el fin de la Guerra Fría y la caída del Muro de Berlín habrían sido “inimaginables sin la valentía y la determinación” de Gorbachov y de los expresidentes estadounidenses Ronald Reagan y George H.W. Bush.

Mientras tanto el papa Francisco lamentó el fallecimiento del último dirigente de la URSS y destacó que fue “un respetado hombre de Estado”, informó la Santa Sede.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, lamenta la muerte de Gorbachov, a quien describió como un “reformador valiente” que contribuyó a mejorar la paz del mundo. Además, agregó que fue “un caballero notable cuya agenda reformista cambió fundamentalmente la sociedad soviética”.