Mundo

Coronavirus: México analiza usar dinero incautado al narco para enfrentar la pandemia

Según las autoridades cerca de 277 millones de dólares podrían emplearse para atender la crisis sanitaria por la epidemia del covid-19

Captura
El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, junto al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.afp

El Gobierno de México analiza echar mano del dinero incautado del crimen organizado para hacer frente a la grave situación económica que a su paso deja la pandemia del coronavirus.

Mafia

La mafia es inmune al virus

Leer más

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto, dijo este miércoles a medios locales que han congelado cuentas por un monto equivalente a 277 millones de dólares, que podrían emplearse para atender la crisis sanitaria por la epidemia del covid-19.

"Actualmente tenemos 5.400 millones de pesos (220,5 millones de dólares) congelados en los bancos por actividades ilícitas y 52 millones de dólares que no se han podido movilizar", dijo Nieto, según información de la agencia Notimex.

De acuerdo con el funcionario mexicano, han congelado una cuenta vinculada al Cártel Jalisco Nueva Generación, con montos cercanos a los 2 millones de dólares, y una ligada a una red de trata de personas, en la que confiscaron cerca de 3,2 millones de dólare, que "nadie ha reclamado", y que podrían destinarse para atender la emergencia sanitaria.

lopez obrador

El presidente de México saluda de mano a la mamá de "El Chapo" Guzmán

Leer más

Sin embargo, el titular de la UIF detalló que para acceder a esos recursos, la Fiscalía General de la República (FGR) tendría que solicitar a algún juez la orden de extinción de dominio, como se le conoce a la figura jurídica con la que el Estado se hace de los bienes de un particular.

México se encuentra en Fase 3 de la epidemia del coronavirus y se espera que las siguientes semanas sean las más difíciles. Hasta el martes, el país latinoamericano reportaba 857 decesos y 9.501 casos confirmados.