Mundo

Coronavirus: ¿cuál será el último lugar del mundo en registrar contagios?

Hasta ahora 19 de lo 193 países registrados en la ONU se mantienen libres del coronavirus.

920a19cb94c09e061c4a624a47ca7dc3ba8f587ew
El número de casos confirmados de coronavirus ya superó el millón.EFE

Solo tres meses le han bastado al coronavirus para casi “colonizar” a todo el mundo. Hasta el 12 de enero, la enfermedad se mantenía dentro de las fronteras de China, pero un día después se comenzaron a identificar casos en Tailandia, luego en Japón, Corea del Sur y Estados Unidos.

COVI19  (31520125)

Coronavirus: "En las ciudades donde no hay casos podrían retomar sus actividades", dijo el viceministro Carrasco

Leer más

SIGUE EL MINUTO A MINUTO DEL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ECUADOR Y EL MUNDO.

A medida que avanzaba el mes de marzo, el covid-19 llegó a localizarse en regiones, hasta entonces impensables, convirtiéndose así, en la mayor emergencia que el mundo moderno ha afrontado. Este jueves 2 de abril se sobrepasó el millón de casos de covid-19 confirmados en países desde Asía hasta América.

Mientras el número de muertos supera a los 50.000 y los hospitales se desbordan, una pregunta ronda en la cabeza de muchos: ¿hay algún lugar libre de esta pesadilla? La respuesta, quizás sorprende, es sí, o por lo menos por ahora. 

Comoras, Kiribati, Lesoto, Malawi, Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Corea del Norte, Palau, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Islas Salomón, Sudán del Sur, Tayikistán, Tonga, Turkmenistán, Tuvalu, Vanuatu, Yemen; son las 19 naciones en las que, según un recuento de la BBC, aún no se ha reportado ningún caso de covid-19.

Cabe recordar que hay 193 países miembros de Naciones Unida, por lo que estos países apenas representan un aproximado del 9%. Según expertos, es probable que algunos de ellos tengan casos y que no los hayan reportado.

Por ejemplo, Corea del Norte y Yemen, un país devastado por la guerra, está oficialmente en cero. Pero hay zonas donde el virus no ha aterrizado, la mayoría son islas pequeñas con pocos visitantes. De hecho, siete de los diez lugares menos visitados del mundo, según datos de la ONU, están libres de la covid-19.

En el caso de Nauru, ubicada en el océano Pacífico a casi 320 km de cualquier lugar: la isla de Banaba, parte de Kiribati, es la tierra más cercana.

View_of_east_of_Nauru
Nauru comprende una sola isla justo al sur de la línea del ecuador.INTERNET

Es el segundo estado más pequeño de la ONU en términos de territorio, después de Mónaco y, el segundo más pequeño si de población hablamos ya que cuenta con poco más de 10.000 habitantes. La ciudad "importante" más cercana con vuelos directos es Brisbane.

A esto se le suma que es uno de los lugares menos visitados del planeta. Aunque no aparece en los datos más recientes de la ONU, un operador turístico dice que el país recibe solo 160 turistas al año.

Y es posible creer que un lugar tan remoto no necesitaría aislarse más. Pero un país con un solo hospital, sin respiradores y con escasez de enfermeras, no puede arriesgarse y por eso el gobierno decidió tomar aún mayores recaudos para proteger a su población, aplicando una política que el presidente Lionel Aingimea, llamó "captura y contención".

El 2 de marzo, Nauru prohibió la entrada de los viajeros de China, Corea del Sur e Italia. Cinco días después, Irán fue agregado a la lista. A mediados de marzo, Nauru Airlines suspendió los vuelos a Fiji, Kiribati y las Islas Marshall, y su única otra ruta, Brisbane, se redujo de tres veces a la semana a una vez cada 15 días.

Sumado a esto, todos los viajeros que llegaron de Australia (principalmente residentes que regresaron) fueron enviados a una cuarentena de 14 días en hoteles locales. Y aunque no ha habido ninguno recientemente, cualquier solicitante de asilo también estará en cuarentena durante al menos dos semanas.

El mandatario de esta nación explica que aquellos que están en cuarentena son examinados todos los días por si presentan síntomas y los que hasta ahora han desarrollado fiebre, han sido aislados aún más y se les practicó la prueba de covid-19. Los kits, enviados a Australia, han resultado todos negativos hasta este jueves.

"Cuando comenzamos a aplicar esta política de captura y contención, acudí a Dios en oración, y él me dio una escritura que he guardado en el corazón, que es el Salmo 147, versículos 13 y 14. Eso me ha servido de mucho mientras atravesamos, como dice la Biblia, este valle de muerte", dice.

Mientras trata de mantenerse fuera de la lista de países con contagios confirmados, sabe que el resto del mundo no tiene la misma suerte. "Cada vez que miramos el mapa parece que el mundo tuviera un brote de sarampión, hay puntos rojos por todas partes", expone y añade que esa es la razón por la que se están asegurando como nación.

Pero, Nauru no es el único país pequeño del Pacífico que ha declarado una emergencia nacional a esta medida se le han sumado Kiribati, Tonga, Vanuatu y otros.

Colin Tukuitonga es experto en Salud Pública, excomisionado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y ahora es decano asociado de la escuela de Medicina de la Universidad de Auckland.

El doctor original de Niue en el Pacífico Sur, está seguro de que es la política correcta. "La mejor apuesta sin lugar a dudas es mantener la enfermedad afuera… Porque si entra, entonces realmente estarán en problemas ", dice desde Nueva Zelanda.

Indica también que estos lugares no tienen sistemas de salud robustos, son pequeños, frágiles, muchos no tienen respiradores, así que, si ocurriera un brote, los llevaría a un total caos y tendrían que enviar a sus pacientes al extranjero, otro problema más tomando en cuenta que ya muchos países tienen cerradas sus fronteras. Y, según dice, muchos isleños del Pacífico ya tienen mala salud.

"Muchos de estos lugares tienen altas tasas de diabetes, enfermedades cardíacas y afecciones torácicas. Todas estas condiciones están relacionadas con una forma más grave del virus. Entonces, su mejor apuesta es permanecer en cero el mayor tiempo posible.", advierte.

A picture taken on Ma (31508969)

Coronavirus en el Mundo: La ciencia trabaja en 20 vacunas

Leer más

Y aunque la mayoría de los países sin casos de covid-19 son islas, algunos tienen fronteras terrestres. Como Malawi, un país sin litoral de 18 millones de habitantes en el este de África, quien tampoco ha presentado positivos para el virus. Pero no está de brazos cruzados.

Esta nación ha declarado un "estado de desastre", cerró las escuelas, canceló todas las visas emitidas antes del 20 de marzo y también está "aumentando las pruebas", según el doctor Peter MacPherson, experto en Salud Pública de la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool.

MacPherson está seguro de que las dos semanas que aproximadamente han tenido para prepararse han sido valiosas, y está "tranquilamente seguro" de que Malawi le hará frente a la pandemia cuando llegue.

"Hemos estado muy afectados por la epidemia del VIH en los últimos 30 años y también por la pandemia de tuberculosis", apunta. Y añade que gran parte de la respuesta ha sido ofrecer una salud pública básica, pero efectiva: programas que funcionan bien a nivel de distrito, haciendo lo básico, pero haciéndolo muy, muy bien.

A pesar de eso es cuándo el país enfrentará su primer caso de Covid-19, ya que según el experto la evidencia dice que llegará a todos los países tarde o temprano.

Entonces, si no es Malawi u otro de los países mencionados, ¿cuál podría ser el último lugar del mundo en registrar casos de covid-19?

"Es probable que sean esas islas muy remotas del Pacífico Sur, apostaría mi dinero a que van a ser ellas", opina Andy Tatem, profesor de Demografía Espacial y Epidemiología en la Universidad de Southampton, Reino Unido.

Pero aclara que con nuestra economía globalizada no está seguro de que haya un lugar que escape a una enfermedad tan infecciosa, ya que cree que los bloqueos, como los de Nauru, pueden funcionar, pero no pueden durar para siempre.

"La mayoría de estos países dependen de algún tipo de importación desde el exterior, ya sea alimentos, bienes o turismo, o de la exportación de sus propios bienes. Es posible que se bloqueen por completo, pero será perjudicial y tendrán que abrirse finalmente", señala.

Y, advierte, el número de casos está lejos de alcanzar su punto máximo.