Mundo

China advierte de una "nueva Guerra Fría" con EE. UU. por la pandemia

El ministro de Exteriores chino criticó a las autoridades estadounidenses, pero también llamó a trabajar en conjunto porque ambos "ganarán con la cooperación y perderán con la confrontación"

cf67d47742e290cd5a2d35e16f313aacb03fd187
El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, durante una conferencia de prensa virtual del domingo 25 de mayo.afp

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, se refirió a todos los temas de actualidad durante su conferencia de prensa anual, que tuvo lugar en Pekín este domingo 24 de mayo. El dirigente lamentó el aumento de la tensión entre su país y Estados Unidos debido a la pandemia del coronavirus, y sostuvo que las principales potencias del planeta se están acercando peligrosamente a una suerte de "Guerra Fría”.

Vacunas contra el coronavirus. Imagen de stock de Pixabay. 21 de mayo de 2020.

Coronavirus: ¿Por qué se habla de una guerra de vacunas contra el COVID-19?

Leer más

"Algunas fuerzas políticas de Estados Unidos están tomando como rehén las relaciones entre China y Estados Unidos y empujando a nuestros dos países al borde de una nueva Guerra Fría", dijo Wang, sin detallar a qué fuerzas se refería. Las ásperas relaciones entre Pekín y Washington en torno al comercio, los derechos humanos y otras cuestiones se han exacerbado con el surgimiento del nuevo coronavirus.

A juicio de Wang, lo que deberían hacer ahora es coordinar las políticas macroeconómicas para impulsar el crecimiento y pelear juntos contra el COVID-19. "Lo quiero decir aquí: no perdamos más tiempo precioso y no ignoremos las vidas. Lo que China y Estados Unidos necesitan hacer es aprender del otro y compartir su experiencia en la lucha contra la epidemia, y ayudar a otros países a luchar contra ella”.

Más cooperación, menos confrontación

coronavirus-vacuna-resultados

La vacuna china contra el coronavirus es segura, según resultados premilinares

Leer más

Wang aseguró que su país está preparado para una cooperación internacional para identificar el origen del nuevo coronavirus, pero destacó que en dicha cooperación no puede haber "injerencia política". Al respecto, acusó nuevamente a responsables políticos estadounidenses, esta vez de "propagar rumores para estigmatizar a China". Y añadió: "Además de la devastación causada por el nuevo coronavirus, un virus político se propaga en Estados Unidos. Este virus político aprovecha todas las ocasiones para atacar y difamar a China”.

A juicio del ministro chino, ambos países ganarán con la cooperación, y perderán con la confrontación. También expresó su deseo de que Washington y Corea del Norte retomen los diálogos nucleares a la brevedad posible, alabó el trabajo de Tedros Adhanom Ghebreyesus al frente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y advirtió a EE.UU. de no desafiar a China con respecto a Taiwán, territorio que el país más grande del mundo considera una provincia rebelde.