Mundo

En Argentina el Congreso le aprueba el plan de emergencia a Alberto Fernández

Tras 18 horas de debate se dio la sanción al proyecto y se envió de inmediato al Senado.

Argentina
Buenos Aires. El Congreso aprobó tras 18 horas de debate el programa de emergencia económica del presidente FernándezRONALDO SCHEMIDT / afp

Alberto Fernández logró romper el bloqueo parlamentario. Los diputados federalistas del excandidato presidencial Roberto Lavagna y de Juan Schiaretti, gobernador de Córdoba, facilitaron la vía para alcanzar el cuórum necesario que dio inicio a un debate maratoniano en la Cámara sobre el programa de emergencia económica. Pasadas las 06:30 de ayer y tras 18 horas de debate, los diputados dieron media sanción a la ley con 134 votos a favor y 110 en contra.

El presidente aceptó suprimir o moderar los apartados más polémicos del paquete de medidas. Aquello resultó precisamente su primera victoria con el voto de la Cámara de Diputados, a 10 días de haber asumido el mando de un país en ‘virtual default’.

Tras la aprobación, el bloque mayoritario de peronistas y sus aliados en el Senado se dispuso de inmediato a convertir en ley la emergencia económica.

La sesión debió iniciarse a las 16:37, sin embargo comenzó después de las 18:00. La condujo la titular de la Cámara alta, la vicepresidenta Cristina Fernández, exmandataria peronista de centroizquierda entre 2007 y 2015.

“Hay un número cómodo (de votos) para que salga la ley”, dijo en la mañana el senador oficialista Alfredo Luenzo.

La megaley intenta enfrentar el incremento de la pobreza (a 40 % de la población), la recesión (-3,1 % de caída del PIB en 2019), la deuda (que ronda el 90 % del PIB) y la inflación (55 % anual) con alzas de impuestos a sectores de las clases altas y medias, ensambladas con incentivos fiscales a la producción y el comercio de las pymes.

“Seis de cada diez niños argentinos están en la pobreza. No podemos perder más tiempo”, dijo el diputado peronista Eduardo Bucca durante el maratónico debate de 18 horas en la Cámara baja, que finalizó la mañana de ayer.

Pero Mario Negri, uno de los líderes de la oposición que responde al expresidente liberal Mauricio Macri, declaró: “Es mal camino concentrar tanto poder en el gobierno y la emergencia no se justifica”.

Ante el rechazo que el proyecto inicial generó entre diputados de la oposición e incluso algunos aliados del peronismo, el gobierno decidió a último momento modificar un polémico artículo que otorgaba al presidente peronista de centroizquierda amplias facultades para modificar las estructuras del Estado. Con el cambio, el jefe de Estado consiguió para su reforma apoyo del peronismo y de otros bloques, con 134 votos a favor, frente a la negativa de 110 opositores.

En los mercados, el tipo de cambio se mantiene estable en 63,08 pesos por dólar, con un alza de 0,82 % en la Bolsa a mitad de la jornada. El proyecto propone un impuesto de 30 % sobre varias operaciones, que van desde la compra de moneda extranjera hasta el pago con tarjetas de crédito en el exterior, extracciones de efectivo en el exterior o el pago en Argentina de plataformas como Netflix o Spotify.

Fernández mantuvo el tope de venta de apenas 200 dólares por persona al mes.

El mandatario peronista procura urgente financiamiento para subsidiar un ‘Plan contra el Hambre’ con tarjetas alimentarias gratuitas a más de dos millones de personas (hasta el 80 % se habrán repartidos antes de marzo), en una nación de 44 millones que sufre los peores indicadores económicos y sociales desde la gran crisis de 2001.

El nuevo cuerpo legal que ayer se debatía declara la emergencia pública hasta el 31 de diciembre de 2020 y contempla una serie de cambios en las facultades que tiene el Poder Ejecutivo para administrar el Estado en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social.

1.000 millones de dólares para acabar con el hambre

El Gobierno anunció este viernes 20 de diciembre que asignará un presupuesto de unos 1.000 millones de dólares, para la lucha contra el hambre, un problema acuciante debido a la crisis económica del país.

El anuncio lo hizo el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, al final de la primera reunión del Consejo Federal Argentina contra el Hambre desde que se constituyó el nuevo Ejecutivo argentino el pasado 10 de diciembre.

El encuentro, que congregó a productores de alimentos, asociaciones de supermercados, empresarios, dirigentes sociales y sindicales, constituye el primer paso para que en marzo del año próximo "prácticamente el conjunto del país" esté cubierto con este plan.

El programa está encaminado a cubrir las necesidades de cuatro millones de personas y se prevé que en marzo las tarjetas alimentarias ya hayan cubierto un 80 % del territorio argentino.

Se dispondrá de un observatorio para realizar un seguimiento del plan, conformado por universidades y otras instituciones sociales, lo que supone la primera vez en Argentina que una política pública se va a seguir en tiempo real.

La pobreza, según datos oficiales

En el primer semestre de 2019 la pobreza afectaba en Argentina al 35,4 % de la población urbana -dentro del cual el 7,7 % es indigente-, lo que supone 2,4 puntos más que en el semestre anterior y 8,1 por encima de la del primer semestre de 2018.