Mundo

China ve "malas intenciones" en la investigación de EE. UU. sobre el origen del covid

Afirma que Washington está más obsesionado con responsabilizar al gigante asiático que en llega a la verdad de la causa de la pandemia

china
Estados Unidos insiste en buscar el origen del Covid-19 y eso irrita a China.referencial

Cada día que pasa crece las tensión diplomática entre China y Estados Unidos, a raiz de que este último país decidiera encargar a sus servicios de inteligencia que investiguen los orígenes del coronavirus.

Vista de una integrante del equipo de salud mientras atiende a un paciente con covid-19, en la unidad de emergencia del hospital Iess del Sur en Quito (Ecuador).

Ecuador registra 836 nuevos casos de covid-19 y acumula un total de 423.165

Leer más

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, dijo este viernes que la decisión del Gobierno estadounidense refleja que está más obsesionado con responsabilizar al gigante asiático que en llega a la verdad de la causa de la pandemia que deja millones de muertes y crisis económicas en el planeta.

El funcionario añadió que el rastreo del origen (del SARS-CoV-2) "es un problema científico serio y, sin embargo, Estados Unidos tiene la intención de permitir que su servicio de inteligencia desempeñe un papel de liderazgo en la investigación". Según Lijian, eso "solo demuestra que los hechos y la verdad es lo último que le importa" a Washington. EE.UU. "no tiene ningún interés en la investigación científica, sino que únicamente busca la manipulación política" para culpar a otros.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó a inicios de esta semana a la Inteligencia de su país, realizar una investigación sobre si el covid-19 surgió por primera vez en China de una fuente animal o de un accidente de laboratorio.

africa

Macron defiende que África reciba tecnología para producir vacunas contra el coronavirus

Leer más

La nueva "‘investigación’ tiene malas intenciones y un motivo oculto", denunció Zhao Lijian, recordando que el equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investigó los orígenes del nuevo coronavirus en China concluyó que era "extremadamente improbable" que la pandemia se originara en un laboratorio de su país.