El chavismo reconoce su caída electoral en un bastión

  Mundo

El chavismo reconoce su caída electoral en un bastión

Le advierte al gobernador electo Sergio Garrido que defenderán la cuna del expresidente. Barinas estuvo gobernado desde 1998 por la familia de Chávez

VENEZUELA
El candidato opositor a la Gobernación de Barinas, Sergio Garrido (c), saluda a simpatizantes tras su triunfo, en Barinas. EFE/ Rayner PeñaEFE

Cuando todavía el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela no se ha pronunciado, el candidato chavista a la Gobernación de Barinas -cuna de Hugo Chávez, Jorge Arreaza, anunció su derrota, según datos preliminares, a través de su cuenta de Twitter.

“Barinas querida. La información que recibimos de nuestras estructuras del PSUV indican que, aunque aumentamos en votación, no hemos logrado el objetivo. Agradezco de corazón a nuestra heroica militancia. Seguiremos protegiendo al pueblo barinés desde todos los espacios”, escribió Arreaza en la red social.

Desde el Gobierno nacional, el ministro de Comunicación, Freddy Ñáñez, replicó lo dicho por Arreaza y aseguró que a la espera del boletín oficial del CNE, según la información expuesta por el candidato chavista, “la oposición ganaría con Barinas cuatro de las 23 gobernaciones del país”.

vennzuela

El chavismo marca líneas rojas en su regreso al Parlamento

Leer más

Entretanto, en el comando de campaña de la oposición en Barinas el candidato Sergio Garrido y el resto de los líderes opositores celebraron una anticipada victoria.

En los comicios del 9 de enero, los barineses eligieron al que será su gobernador para los próximos cuatro años, después de haberlo hecho ya el pasado 21 de noviembre, cuando se celebraron elecciones regionales en todo el país, con la posterior proclamación de los vencedores en todos los estados, menos en Barinas.

Con esta derrota, el oficialismo pierde el bastión chavista por excelencia, que pasa a manos del opositor por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Sergio Garrido, quien fue elegido por el antichavismo mayoritario como aspirante, después de que fueran inhabilitadas las dos primeras opciones.

Barinas estuvo gobernada desde 1998 por la familia Chávez, siendo Hugo de los Reyes, padre del fallecido mandatario, el primero en regir el estado, y quien pasó el bastón de mando a su hijo Adán -hoy embajador de Venezuela en Cuba-, sucedido por Argenis, quien perdió las elecciones del pasado 21 de noviembre frente al opositor Freddy Superlano.

Tras esa derrota, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) anuló los resultados y ordenó la repetición de los comicios este +9 de enero, una fecha histórica tanto para el chavismo como para la oposición, que arrebató el legado de una dinastía.

En los comicios del 21 de noviembre el chavismo se impuso en 19 de las 24 entidades que tiene Venezuela, además de Caracas -con un estatus especial-, pero en al menos 8 la división opositora y la estrategia oficialista jugaron un papel importante.

El derrotado candidato oficialista al estado Barinas -donde nació Hugo Chávez-, Jorge Arreaza, advirtió ayer al ganador en las elecciones, el opositor Sergio Garrido, que defenderá la región y no le permitirá “que le haga daño al pueblo”.

“Insistimos, mucho cuidado señor Garrido porque aquí vamos a estar para defender Barinas, no dé ni un paso en falso porque no le vamos a permitir que se le haga daño al pueblo de Barinas”, dijo en una declaración el candidato perdedor.

Garrido ganó el domingo pasado en la repetición electoral del estado llanero, al obtener 172.497 votos (el 55,36 %) frente a Arreaza (canciller entre 2017 y 2021), que obtuvo 128.583 (el 41,27 %).

A juicio de Arreaza, “la derecha pactó alrededor de los violentos” de cara a esta repetición electoral y “el señor Garrido ha sido elegido gobernador”.

Para el exaspirante, “la derecha es experta en pactos” y “pactaron entre ellos” para “lograr el objetivo cuantitativo, numérico” que los llevara a la victoria. Frente a ello, afirmó que, “en lo cualitativo, en lo moral, en lo espiritual”, Garrido consiguió “una victoria muy limitada porque solo se limita a los números”.

Arreaza les dijo a los opositores que “administren bien su victoria” y “no se equivoquen” porque en frente tendrán a “un pueblo, un gobierno y una Constitución” que no permitirán “que persigan, que arremetan los derechos del pueblo de Barinas”.

Tras las elecciones regionales de 2017, Maduro nombró ‘protectores’ de estados, un cargo paralelo a los gobernadores.

El líder del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Óscar Figuera, dijo ayer que la victoria de Sergio Garrido en Baribas muestra “que el pueblo se hastía y se levanta contra el abuso de poder”.