El chavismo marca líneas rojas en su regreso al Parlamento

  Mundo

El chavismo marca líneas rojas en su regreso al Parlamento

Jorge Rodríguez fue reelegido como presidente de la Cámara en Venezuela. El oficialismo condiciona los diálogos con la oposición. Pide liberar a Saab

vennzuela
El presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez (d), participa en una ceremonia simbólica en la cual juramenta su cargo.  Miguel GutiérrezEFE

El chavismo hizo valer su aplastante mayoría en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) y ratificó como presidente de la Cámara a Jorge Rodríguez, quien aprovechó la jornada para condicionar la vuelta del oficialismo a los diálogos con la oposición a la liberación del empresario Álex Saab, acusado en EE.UU. de lavado de activos.

“¿Quieren diálogo? Liberen de inmediato a Saab para que se incorpore a la mesa de diálogo con las oposiciones venezolanas, detengan de robarse dineros que no le pertenecen y devuélvanle al pueblo de Venezuela el dinero que ustedes se robaron”, afirmó Rodríguez en su primer discurso tras ser reelegido como presidente.

placensia

El Gobierno venezolano rechaza que EEUU reconozca a Guiadó como "presidente"

Leer más

Así, el parlamentario, que también lidera la comisión oficialista en los diálogos con la oposición, puso en el tapete nuevamente la extradición del empresario colombiano, acusado de ser testaferro del presidente Nicolás Maduro y a quien la delegación que encabeza Rodríguez incluyó como miembro poco antes de su extradición a EE. UU. desde Cabo Verde.

Desde la tribuna de oradores de la AN, Rodríguez mezcló sus atribuciones y condicionó también el retorno a las conversaciones en México, paralizadas el 16 de octubre por el oficialismo en protesta a la extradición de Saab, a que la oposición reconozca “que cometieron un gravísimo error y cometieron crímenes contra la República”, tal como afirmó.

“No vayan a un diálogo para después sabotear internamente ese mismo diálogo, para atacarlo intestinamente como lo hizo la primera ministra de Noruega, el Departamento de Justicia de EE. UU. que cometió la barbaridad de secuestrar a un representante diplomático de Venezuela, Álex Saab, que además es representante, miembro pleno de la delegación ante la mesa de diálogo en México”, sostuvo Rodríguez en su discurso.

Cuando llevaba seis meses preso, Saab fue nombrado por Maduro ‘enviado especial’ y ‘representante permanente adjunto’ de Venezuela ante la Unión Africana, así como embajador “plenipotenciario”, y el pasado 14 de septiembre fue incluido en la delegación del Gobierno venezolano en los diálogos con la oposición.

Con el 92 % de los escaños en manos chavistas, era previsible que una mayoría abrumadora respaldara a la junta directiva que un día antes anunció el jefe del bloque parlamentario, Diosdado Cabello, ante Maduro en un encuentro en el que vaticinó que Rodríguez iba a ganar.

A su lado, se sentarán las diputadas Iris Varela y Vanessa Montero para la primera y segunda vicepresidencia, respectivamente.

La única novedad fue el nombramiento de Montero, del movimiento Somos Venezuela (perteneciente a la coalición Gran Polo Patriótico), que lidera Delcy Rodríguez, hermana del presidente de la AN.

Aunque se desconoce el número exacto de votos con los que se aprobó la junta directiva, pues la votación se realizó a mano alzada, el mismo grupo respaldó a Rosalba Gil para que repita como secretaria de la cámara e Inti Hinojosa como subsecretaria.

El bloque opositor dentro del Parlamento, conformado por 20 diputados y tachado como disidente por la mayoría de los antichavistas, presentó como candidato a la Presidencia al diputado Luis Augusto Romero.

Pero la propuesta opositora quedó anulada por la mayoría chavista, que opacó también el voto salvado (abstención) del diputado y dirigente del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Óscar Figuera, quien expuso en una carta en su Twitter sus razones para oponerse a la votación de Rodríguez, quien por segundo año dirige el Parlamento.

El opositor Juan Guaidó ratificó la disposición del grupo que él lidera a retomar el diálogo con el Gobierno de Venezuela, interrumpido el 16 de octubre por decisión del oficialismo, en señal de protesta por la extradición del empresario Álex Saab.

 

Jorge Rodríguez admitióJ que “hace falta más calle” por parte de los parlamentarios y los invitó a “regresar” y escuchar al pueblo, para trabajar en los proyectos que beneficien a los venezolanos.