Mundo

Cámara Baja de EE.UU. da primer paso para regularizar a millones de migrantes

La ley de reforma migratoria buscan normalizar a cerca de 4 millones de indocumentados en los Estados Unidos

Estados Unidos
En la imagen la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.EFE / EPA/MICHAEL REYNOLDS

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por el oficialismo, aprobó la tarde del jueves 18 de marzo dos proyectos de ley de reforma migratoria que buscan regularizar a cerca de 4 millones de indocumentados, en su mayoría jóvenes conocidos como "dreamers" y trabajadores agrícolas.

3d61f8a85818c0c338d6d3ad848a7ba3937e531e

Putin invita a Biden a hablar por teléfono tras calificarle éste de asesino

Leer más

El intento de regularización coincide con un fuerte aumento en la llegada de decenas de miles de menores de edad no acompañados y familias migrantes en la frontera sur, lo que ha servido de pretexto a gran parte de la oposición para rechazar los proyectos.

La primera iniciativa, centrada en los "dreamers", fue aprobada con 228 votos a favor (todos los demócratas y 9 republicanos) y 197 en contra.

Según estimaciones de sus promotores, más de 2 millones de jóvenes que fueron traídos al país cuando eran menores por sus padres y a los que se conoce como "dreamers" o "soñadores" podrían beneficiarse de esta reforma que establece una vía hacia la naturalización.

El expresidente Barack Obama (2009-2017) aprobó por primera vez en 2012 una regularización temporal para estos jóvenes, pero los republicanos la llevaron a los tribunales y desde entonces ha estado sometida a una larga batalla legal.

Además de los "dreamers", el proyecto de ley también prevé una vía hacia la ciudadanía para los TPS (Estatus de Protección Temporal), unos programas de los que se benefician unas 400.000 personas, en su mayoría centroamericanos y haitianos afectados por desastres naturales o conflictos civiles.

El segundo proyecto de ley sometido a votación y con el foco puesto en los trabajadores agrícolas recibió 247 votos a favor -entre ellos 30 republicanos- y 174 en contra -uno de ellos demócrata-.

A esta segunda iniciativa se podrían acoger para regularizarse cerca de 1 millón de campesinos y sus familias.

El número dos de los demócratas en la Cámara Baja, Steny Hoyer, afirmó que "estos dos proyectos no son la solución, pero son la solución a una parte del problema".

Estas dos medidas son pedazos de la gran reforma migratoria que la Casa Blanca está impulsando en el Congreso y que ambiciona la regularización de 11 millones de inmigrantes sin papeles.

Los demócratas han apostado por presentar la reforma desmenuzada como estrategia para recibir más apoyo de la oposición.

Sin embargo, la situación en la frontera, donde cerca de 14.000 menores de edad que han cruzado solos desde México permanecen bajo custodia del Gobierno de Estados Unidos, ha protagonizado gran parte del debate.

"Con lo que está sucediendo hoy en la frontera es probablemente el peor momento que los demócratas podrían ofrecer para hacer esto", señaló el líder de los republicanos en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, quien esta semana viajó a la zona limítrofe.

Además, los dos documentos que recibieron luz verde son versiones muy parecidas a sendos proyectos que la Cámara Baja ya aprobó en 2019 pero que no pasaron del Senado, en ese entonces bajo control republicano.

Ahora los demócratas sí dominan el Senado, pero su débil mayoría requiere de al menos 10 republicanos para aprobar reformas significativas, un escenario poco probable en estos momentos.

El senador republicano Lindsey Graham afirmó a periodistas que "no hay camino para nada ahora mismo".

De este modo, las medidas migratorias están condenadas a sumarse a la pila de proyectos que los demócratas han aprobado en la Cámara Baja desde que el presidente, Joe Biden, asumió el poder hace dos meses pero que los republicanos bloquean en el Senado.

Entre los otros proyectos acumulados están también una reforma electoral, medidas de control de armas, legislación laboralista o iniciativas contra la discriminación del colectivo LGBTI.