Mundo

“Bolivia no es una colonia de México”

La canciller boliviana acusa al gobierno de López de mentir sobre el asedio de su Embajada z España, nuevo protagonista

Bolivia
Policías bolivianos manejan un puesto de control en la entrada a la residencia de la Embajada de México.AFP

La crisis diplomática entre México y Bolivia se agudiza. El Gobierno mexicano afirma que su Embajada en La Paz está bajo acoso desde que decidió dar asilo político al expresidente Evo Morales, en noviembre pasado, y está dispuesto a llevar el conflicto ante la justicia internacional. Pero para sus contrapartes bolivianas la historia es diferente. “Deleznables”, “ofensivas”, “falaces”, “indignantes”. La canciller boliviana, Karen Longaric, no escatima en adjetivos para calificar las acusaciones de México. “Simplemente pedimos al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador que no se inmiscuya más en nuestros asuntos internos y que respete la soberanía boliviana, Bolivia no es una colonia de México”, afirma Longaric en entrevista telefónica con EL PAÍS. Desde su perspectiva, las autoridades mexicanas han tergiversado la realidad para debilitar la imagen del Gobierno interino de Jeanine Áñez y permitir el regreso de Morales y sus partidarios al poder.

Bolivia

Evo Morales está en Argentina y las alertas se encienden en Bolivia

Leer más
En la foto aparece Evo Morales en una rueda de prensa desde Argentina

Evo Morales convoca desde Argentina un acto en la frontera con Bolivia

Leer más

“¿Qué derecho tiene López Obrador a cuestionar las decisiones del pueblo boliviano simplemente por su amistad o cercanía ideológica con Evo Morales?”, se pregunta Longaric y continúa: “Los intereses de Bolivia no pasan por los del presidente de otro país que lo único que quiere en este momento es beneficiar políticamente a su socio, a su acólito”. Estos son los argumentos que la ministra boliviana de Relaciones Exteriores esgrime con mayor insistencia y subraya que nunca se han violentado los recintos oficiales de México en Bolivia.

“Esta crisis puede superarse y no debió haberse dado nunca”, matiza Longaric. Pese a que ambas partes se dicen dispuestas a dialogar, no se han establecido canales concretos de comunicación. México dice que ha buscado sin éxito al encargado de Negocios de Bolivia y La Paz afirma que se le ha negado la acreditación a su representante.

La canciller de Bolivia señala que la diferencia por los salvoconductos de los nueve exfuncionarios resguardados en la Embajada se salió de toda proporción y se mantiene firme en que deben ser entregados a la justicia ordinaria. Pero será difícil que México acepte esas condiciones, aunque por ahora ha descartado el cierre de la Embajada, así como una ruptura diplomática definitiva.

"España buscó fuga de asilado”

El Gobierno boliviano sospecha que el incidente protagonizado el viernes, por encapuchados españoles que intentaron entrar “clandestinamente”en la residencia de la embajadora mexicana en La Paz, fue para favorecer la fuga de un ministro del expresidente Evo Morales, según un miembro del Ejecutivo. España enviará funcionarios a Bolivia para aclarar lo sucedido.