Mundo

Biden toma ventaja y desafía al favorito Sanders, es lo que dejó el supermartes

El voto latino y joven de California sostiene al senador en el Estado más grande de EE. UU. y le permite contrarrestar una jornada decepcionante en el resto del país

Biden
LOS ÁNGELES. El candidato Joe Biden festeja los resultados proyectados de una gran jornada electoral en el supermartes.Frederic J. BROWN / AFP

Un revitalizado Joe Biden desafía al favorito Bernie Sanders en las contiendas demócratas del supermartes en Estados Unidos, mientras Michael Bloomberg se estrena en las urnas buscando ser la opción de centro del partido. Decenas de millones de estadounidenses se pronuncian en la fecha más importante del calendario para elegir al rival del presidente republicano Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Tras las internas en cuatro de los 50 estados del país, el supermartes es la hora de la verdad para los candidatos demócratas aún en liza. Sanders, un senador de 78 años que se describe como socialista democrático espera seguir en la delantera tras ganar en New Hampshire y Nevada y terminar casi empatado en Iowa. Pero Biden, el moderado exvicepresidente de Barack Obama, de 77 años, llega con viento en popa tras arrasar en Carolina del Sur y sumar el respaldo de tres antiguos rivales.

A woman wearing a fac (31334600)

5 noticias para revisar hoy: Los casos de coronavirus en China siguen a la baja, el "supermartes" en Estados Unidos y más

Leer más

La unión de los demócratas moderados dio sus frutos este Supermartes crucial de las primarias demócratas, la jornada con más elecciones en el proceso de nominación del candidato a las presidenciales de noviembre. Joe Biden, vicepresidente de la era Obama, ha logrado contener la ola de Bernie Sanders con victorias en nueve de los 14 Estados en juego y se ha encaramado como una alternativa más que sólida ante el senador izquierdista de Vermont. La retirada de candidatos ha cambiado el tablero de juego en apenas 48 horas y fortalecido a Biden, al que hace una semana casi se le daba por muerto. Se hizo con presas valiosas como Texas, Virginia o Massachusetts. Sanders ha conquistado el Estado más poblado e influyente, California, según las proyecciones de Associated Press, aunque los resultados definitivos tardarán en conocerse. Dadas las expectativas, ese triunfo equivale a poco más que salvar los muebles.

Ustedes quieren un candidato que pueda ganarle a Donald Trump (...) que sea demócrata, un demócrata de toda la vida.

Joe Biden

El diario El País describe así el panorama: Muy atomizada hace una semana, la pugna demócrata es hoy un duelo de dos. En concreto, de dos perros viejos de la política que llevan años pensando en un momento como este. Para Biden, es la tercera intentona por la presidencia (se postuló en 2008 y en 1988). Para Sanders, la segunda (perdió las primarias contra Hillary Clinton en 2016). Para el partido, una duda hamletiana y otra estratégica: si este es el tiempo de un profundo giro a la izquierda en el partido, un ser o no ser; y si esa es la manera de recuperar el voto en territorios bisagra donde hace cuatro años se perdieron las elecciones.

La BBC destaca que con los resultados de este martes, Sanders y Biden acumulan la mayor cantidad de delegados, que serán los responsables de elegir al candidato demócrata oficial el próximo mes de julio.

El voto latino, marca la ruta

El senador Bernie Sanders contaba el martes por la noche con una sólida victoria en California que le permitiera anular el resurgir del exvicepresidente Joe Biden en una noche de Supermartes de primarias más competida de lo que anticipaban las encuestas. La agencia Associated Press declaró a Sanders ganador en California nada más cerrar los centros de votación, lo que significa que en las encuestas a pie de urna la distancia era insalvable para Biden. California fue el muro que frenó la ofensiva contra Sanders del ala moderada del Partido Demócrata en las últimas horas e impidió que Biden celebrara una victoria absoluta después de la mayor sorpresa de la noche, la victoria de Biden en Texas.

Supermartes1
EL PASO. Seguidores de Bernie Sanders observan cómo se van dando los resultados del supermartes.Paul Ratje / AFP

Cuando Sanders ganó las primarias de Nevada con un 47% contra seis candidatos lo hizo aupado por una organización de calle sin precedentes en Las Vegas formada por latinos y jóvenes. Las convenciones políticas de Estados Unidos permitían hacer la proyección de que una coalición similar tendría resultados similares en Estados con una población parecida a la de Nevada, es decir, Texas, Colorado y California. Llevado a la práctica este martes, la realidad demostró ser más complicada en Estados del tamaño de países.

California, la joya de la corona

Catorce estados, ademas del territorio no incorporado de Samoa Americana y de los demócratas en el exterior, votaban para asignar 1.357 delegados a la convención demócrata de julio, un tercio del total. Se necesitan al menos 1.991 delegados para obtener la candidatura presidencial del partido. Los estados del supermartes congregan el 40% de la población del país, y California es la joya de la corona al otorgar 415 delegados, seguido de Texas, con 228, y Carolina del Norte, con 110, los tres con una muy importante población hispana.

También votaban Alabama, Arkansas, Colorado, Maine, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah, Vermont y Virginia.

Las encuestas previas eran favorables a Sanders en California y Texas, mientras Carolina del Norte se inclinaba hacia Biden. De acuerdo con esas mediciones, Bloomberg y Warren no eran propensos a ganar en algún estado. Los circuitos electorales empezaron a cerrar al final de la tarde en la costa este y cuatro horas después en la otra punta del país.

000_1PL0VT
SAN ANSELMO. Con el retrato de George Washington y Abraham Lincolnal fondo, un grupo de electores definen su voto en este pueblo de California en el supermartes.Josh Edelson / AFP