Mundo

Beirut: El Gobierno se despedaza en medio de protestas

Dos ministros renuncian al gobierno en Líbano, mientras concluye la búsqueda de supervivientes de la explosión del pasado martes

Protestas en Líbano
Manifestantes libaneses ntentaban este domingo abrirse paso, a través de una barrera colocada por la policía, para bloquear una carretera que conduce al edificio del Parlamento.EFE

La potente explosión de Beirut se ha cobrado sus dos primeras víctimas políticas, los ministros de Información y Medio Ambiente, mientras que cinco días después del devastador suceso hay poca esperanza de encontrar supervivientes debajo de los escombros.

beirut explosion

Fuerte explosión en un almacén de la zona del puerto de Beirut

Leer más

La ministra libanesa de Información, Manal Abdel Samad, dimitió este domingo al considerar que sigue habiendo “resistencia” a aceptar los cambios que exige la población tras la tragedia, que ha dejado de momento 158 muertos y unos 6.000 heridos.

“Después del horror del desastre de Beirut, presento mi dimisión del Gobierno”, anunció Abdel Samad en un comunicado, según la Agencia Nacional de Noticias (ANN) libanesa, seguida pocas horas después por el titular de Medio Ambiente, Damianos Kattar.

La explosión en Beirut generó un cráter de 43 metros de profundidad, dijo una fuente de la seguridad libanesa, en referencia a la evaluación realizada por expertos franceses en pirotecnia

En tanto, el Ejército libanés dio este domingo por concluida la primera fase de las labores de búsqueda y rescate, sin que los equipos locales e internacionales hayan encontrado supervivientes, lo cual será menos probable a partir de este momento.

Protestas en Líbano

La violencia estalla en un Beirut indignado

Leer más

Mientras, en las calles de Beirut, la rabia y la indignación ciudadanas volvieron a alimentar este domingo  protestas violentas, después de que el sábado los manifestantes asaltaran las sedes de varios ministerios y se enfrentaran con la Policía, con un saldo de 250 heridos y un agente fallecido.

Las fuerzas de seguridad y los manifestantes se arrojaron gases lacrimógenos, piedras y material incendiario en los alrededores del Parlamento, centro de la capital libanesa.

Los ciudadanos responsabilizan a las autoridades de la devastadora deflagración en el puerto de Beirut, donde estuvieron almacenadas desde 2014 casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio sin las debidas precauciones para este material altamente explosivo.

DONACIONES

Un grupo de donantes internacionales prometieron este domingo una ayuda de unos 250 millones de euros (300 millones de dólares) para Líbano tras la explosión que devastó el puerto de Beirut, anunció la presidencia francesa, que organizó con la ONU una videoconferencia de recaudación de fondos.

El monto total de la "ayuda de emergencia prometida o movilizada a corto plazo" es de 252,7 millones de euros, incluidos 30 millones (35 millones de dólares) de Francia, precisó la presidencia.