Bangladesh se inunda por el cambio climático

  Mundo

Bangladesh se inunda por el cambio climático

Entre 2008 y 2021, una media de 1,1 millones de bangladesíes abandonaron al año sus hogares por desastres naturales. El panorama para 2050 es aún peor

banga 2
Bangladesh es uno de los países más vulnerables al cambio climáticoMONIRUL ALAM

El pescador Mohammad Hanif es uno más de las cientos de miles de personas que todos los años se ven obligadas a abandonar sus hogares en Bangladesh por los efectos del cambio climático, unos desplazados internos castigados por el impacto de la erosión acelerada, ciclones o la salinidad de las aguas de los ríos.

Haniz, de 62 años de edad, tenía solo diez meses cuando tuvo que abandonar su hogar con su familia ante el avance del río Meghna en el sur de Bangladesh. Desde entonces ha perdido su hogar hasta en tres ocasiones debido a una serie de desastres meteorológicos.

Nueva Delhi y

Nueva Delhi y Bangladesh respiran el aire más contaminado del planeta

Leer más

Los expertos relacionan estos y otros factores, como la erosión acelerada o el aumento de la salinidad, con el calentamiento climático, que azota particularmente a Bangladesh, siendo uno de los países más vulnerables al alza de las temperaturas en el planeta.

Las aguas del Meghna destruyeron en tres ocasiones el hogar de Hanif, obligado por su oficio de pescador a permanecer cerca de la desembocadura en el distrito sureño de Bhola, pero el verdadero varapalo llegó con el devastador ciclón Sidr de 2007, que dejó casi 3.500 muertos en la costa occidental de Bangladesh.

El pescador se encontraba en su barco en el estuario del Meghna junto con otras once personas, incluyendo tres de sus hermanos, cuando recibió la alerta de la llegada de Sidr.

banga1
Bajo techo. Miembros de una familia en el interior de su casaMONIRUL ALAM

Hanif podría haber abandonado sus aparejos y huido a una isla cercana, pero él y el resto de pescadores arriesgaron sus vidas para tratar de rescatar la red, en vano. “Durante esos años, los peces empezaron a escasear. Tuve que pagar mis deudas, y un año y medio después del ciclón tuve que huir de mis acreedores a Dacca”, explica desde el barrio chabolista de Kalyanpur en la capital.

La barriada aloja a casi 10.000 personas, y está previsto que el relator especial de la ONU sobre la protección de los derechos humanos ante el cambio climático, Ian Fry, la visite este miércoles como parte de su primer viaje oficial al extranjero desde su nombramiento. “La población de Bangladesh continúa cobrando un enorme precio económico y social por el impacto del cambio climático. Los estudios indican que, en todo el mundo, el costo relacionado con las pérdidas y daños causados por el impacto del cambio climático aumentará para 2030 anualmente a entre 290.000 millones de dólares (290.000 millones de euros) y 580.000 millones de dólares”, había adelantado el experto en un comunicado.

De acuerdo con la organización de desarrollo sin ánimo de lucro BRAC, que mantiene un programa de desarrollo en Kalyanpur, un 21 % de sus habitantes llegaron a la capital tras haberse visto desplazados por desastres naturales relacionados con el clima y proceden de distritos fluviales del suroeste.

pakistan

Las lluvias bordean los 1.4000 muertos en Pakistán

Leer más

Ayesha Bibi, que trabaja como recolectora de residuos de plástico, llegó al barrio chabolista hace unos 30 años junto con sus siete hermanas pequeñas después de que todo su poblado colapsase debido a la erosión, dice. “Nunca podremos volver a nuestro pueblo porque ya no existe, ni siquiera sabemos qué pasó con nuestros vecinos”, explica.

Khondoker Mokaddam Hossain, profesor del Instituto de Gestión de Desastres y Estudios de Vulnerabilidad de la Universidad de Dacca, afirma que los efectos del cambio climático acentúan los fenómenos meteorológicos extremos, causando más y más desastres naturales. “La frecuencia e intensidad de los desastres naturales está aumentando por el cambio climático, y como resultado mucha gente se ha visto obligada a abandonar sus hogares”, explica.

Hossain señaló a las recientes inundaciones en la región de Sylhet, que en junio afectaron a cuatro millones de personas. “Unos niveles récord de lluvias en zonas más elevadas en la India provocaron unas inundaciones devastadoras en el noreste este año. Ahora, entre julio y agosto, vemos las menores precipitaciones en 42 años”, remarcó.