Al menos 13 soldados muertos en un ataque contra un autobús en el centro de Siria

  Mundo

Al menos 13 soldados muertos en un ataque contra un autobús en el centro de Siria

El asalto, de acuerdo con la agencia, provocó la muerte de 13 soldados, entre ellos algunos oficiales, mientras que otros 18 resultaron heridos.

ed0cb3d1c8c2a4a90ba74d6f68aed99952286895w
Soldados sirios patrullan en Yarmouk en la provincia suroccidental de Daraa (Siria).efe

Al menos 13 soldados del Ejército sirio fallecieron este domingo en un ataque "terrorista" contra el autobús militar en el que viajaban a su paso por la zona de Palmira, en el centro de Siria, informaron diversas fuentes.

80b61e460f7066d05319cec5628b8df48c08f7few

La gasolina en EEUU alcanza máximos no vistos desde 2008

Leer más

A las 13.30 hora local (11.30 GMT) "un autobús militar de ruta nocturna que pasaba por el desierto de Palmira fue objetivo de un ataque terrorista perpetrado con distintos tipos de armas", según SANA, .

El asalto, de acuerdo con la agencia, provocó la muerte de 13 soldados, entre ellos algunos oficiales, mientras que otros 18 resultaron heridos.

Una fuente militar que pidió el anonimato dijo a Efe que el ataque fue perpetrado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), cuyas células siguen activas a pesar de su derrota territorial en 2017 en Irak y en 2019 en Siria.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, ONG con sede en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores sobre el terreno, elevó la cifra de víctimas mortales a 15 y apuntó que debido a la gravedad de los heridos, el número de fallecidos de muertos puede aumentar.

También atribuyó el ataque al EI y señaló que la organización "se aprovechó de las malas condiciones meteorológicas y de una tormenta de arena que azotaba el desierto sirio".

La ONG informó de que ayer, en un ataque similar también en Palmira, fallecieron tres miembros del Ejército sirio.

Con esto, ascienden ya a 61 los soldados muertos a manos del EI en lo que va de año en Siria, según el Observatorio.

El grupo extremista tiene entre 6.000 y 10.000 combatientes en Irak y Siria, y continúa lanzando ataques a un ritmo constante, según las últimas cifras de la ONU ofrecidas en febrero.