La gasolina en EEUU alcanza máximos no vistos desde 2008

  Economía

La gasolina en EEUU alcanza máximos no vistos desde 2008

El canal especializado CNBC apunta que este es el mayor precio pagado por el combustible en Estados Unidos desde julio de 2008.

80b61e460f7066d05319cec5628b8df48c08f7few
Una persona compra combustible para su vehículo en una estación de gasolina en Los Ángeles, California (EE.UU.), en una fotografía de archivo.EFE

El precio de la gasolina en Estados Unidos alcanzó este domingo su máximo desde 2008, con un valor medio de 4,009 dólares el galón o 1,057 dólares el litro, informaron medios locales.

5c2465d8d7ae0a9aa3b2f931646a1038a6b7f992w

American Express se une a Visa y Mastercard y suspende operaciones en Rusia

Leer más

Según la Asociación Automovilística de EE.UU. (AAA, por sus sigla en inglés) la media del precio de la gasolina hoy es de 4,009 dólares por galón (3,79 litros), con estados como California, donde el precio ha llegado a 5,288 dólares el galón; o como Utah, donde hoy marca 3,831 dólares por 3,79 litros.

El canal especializado CNBC apunta que este es el mayor precio pagado por el combustible en Estados Unidos desde julio de 2008.

El precio por galón se ha disparado de media 40 céntimos en la última semana, como consecuencia de la subida del petróleo por la invasión rusa de Ucrania.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró el viernes (último día de cotización de la semana) con una subida del 7,4 % y se situó en 115,68 dólares el barril.

El barril de referencia en Estados Unidos aceleró su encarecimiento al final de una sesión marcada por el temor a incidentes nucleares al este de Europa, y acumula una revalorización del 25 % semanal.

Los precios, tanto en EE.UU. como en Europa, se han elevado esta semana hasta sus niveles más altos en una década por el temor a una reducción en el suministro derivado del conflicto bélico al este de Europa.

Rusia es el mayor exportador de crudo y productos petrolíferos del mundo, y su economía está ahora sometida a duras sanciones por parte de EE.UU., Europa y sus aliados, si bien estas no abarcan el sector de la energía.

Los expertos han mostrado también su preocupación por las consecuencias que esto pueda tener en la rampante tasa de inflación, que se encuentra actualmente en EE.UU. en el 7,5 %, un nivel no visto tampoco desde hace décadas.