Actualidad

El mundo enciende una luz rosa contra el cancer

Desde el Empire State en Nueva York, pasando por la Torre Eiffel en París, hasta el Cristo Redentor en Río de Janeiro, han sido iluminados de color rosa por la causa.

Mónica Cassanello, en representación del  Diario, recibe la distinción de la fundación que dirige Poly Ugarte (d), por el apoyo a la prevención del cáncer de mama.

Desde el Empire State en Nueva York, pasando por la Torre Eiffel en París, hasta el Cristo Redentor en Río de Janeiro, han sido iluminados de color rosa por la causa. Esta vez fue el turno de Guayaquil. Diez edificaciones, entre ellas el edificio ‘The Point’, se tiñeron de ese color la noche del miércoles para crear conciencia sobre el cáncer de mama y rendirle honor a sus guerreras.

La rueda moscovita, el Mall El Fortín, el tradicional árbol de Navidad de la calle Portete y cinco fuentes de la ciudad, integraron la lista.

Pocos lo esperaron. El encendido, realizado a las 20:00 de forma simultánea en cada uno de los puntos, llamó la atención de los guayaquileños, quienes al divisar la mutación de luces, corrieron de un lado a otro en busca del mejor ángulo para captar el momento.

Poly Ugarte, directora de la fundación que lucha contra el cáncer de seno y lleva su nombre, fue la gestora de la idea.

La organizadora de esta actividad -quien, además de celebrar el aniversario número 10 de la entidad, con sus programas de prevención ha recorrido el país entero-, buscó recordar que a través de la detección temprana existe la posibilidad de virar la página y vivir, de incrementar hasta en un 96 % las probabilidades de curarse.

“Con nuestras campañas, que han sido dictadas incluso en kichwa, hemos logrado educar a la mujer. La hemos invitado a autoexplorarse, hemos elevado su índice de sobrevivencia en un 14 %”, precisó.

La exconcejala y diputada por el Partido Social Cristiano emitió estas palabras desde el piso 34 del edificio ‘The Point’, al que llegaron autoridades como el alcalde Jaime Nebot, quien calificó esta lucha como una epopeya mundial, y representantes de empresas, como EXPRESO, que previo al encendido recibieron una placa de agradecimiento por haber apoyado la gestión que esta rubia de 57 años (y abuela de 7 nietos), emprendió hace una década en la ciudad.

A la fecha, según cifras emitidas por Solca, 3.535 personas son diagnosticadas anualmente con cáncer en Guayaquil. El 57 % de ellas son mujeres. Sus senos, con una incidencia de 450 nuevos casos por año, es el órgano más afectado en la actualidad.

La cita, colmada de testimonios alentadores y mensajes de esperanza, culminó con un brindis y un recorrido por cada uno de los puntos, hasta las 24:00 del miércoles, iluminados.

La ‘guerrera’ Janeth Sánchez, una de las presentes, invitó a quienes están pasando por una situación similar a la suya a despojarse del dolor, la rabia y el miedo. “Esta es una batalla que se la gana minuto a minuto, día por día. Hay que tener paciencia... En la prevención está la cura”, concluyó.