Multas para ordenar el transito del centro

  Actualidad

Multas para ordenar el transito del centro

Para mitigar la problemática del tránsito, con mayor énfasis en el casco comercial, el Concejo Cantonal aprobó ayer en primer debate la reforma de una ordenanza “para la facilitación de la circulación vehicular en Guayaquil”.

El Concejo Cantonal aprobó ayer en primer debate la reforma de una ordenanza “para la facilitación de la circulación vehicular en Guayaquil”.

Para mitigar la problemática del tránsito, con mayor énfasis en el casco comercial, el Concejo Cantonal aprobó ayer en primer debate la reforma de una ordenanza “para la facilitación de la circulación vehicular en Guayaquil”.

Al Salón de la Ciudad acudieron también el gerente general de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), Andrés Roche, y el comandante de la entidad, Luis Lalama. Los funcionarios explicaron la importancia del estatuto; además de aclarar algunas inquietudes de los concejales.

La ordenanza establece sanciones económicas a quienes bloqueen espacios destinados a la personas con capacidades especiales. La responsabilidad se extiende a las instituciones públicas y privadas que no cuenten con sitios de estacionamiento exclusivo para este grupo vulnerable; o que teniéndolos no los hagan respetar.

También determina el porcentaje de las multas para conductores que se estacionen en sitios prohibidos o en doble columna, sea fuera y dentro de la zona central, esta última definida por las calles Olmedo, Loja, Malecón, Quito y Machala.

Lalama señaló que hay un escuadrón de agentes ciclistas para el control de la doble columna y parqueamientos en sitios prohibidos. “Con la ordenanza se busca fortalecer la medida”, remarcó.

En espera de mejorar la circulación, la ordenanza también establece crear bermas de parqueos para taxis convencionales. Habrá sanciones para quienes hagan mal uso de estas áreas, incluyendo a taxistas.

En la normativa se incluyeron tres sugerencias del concejal Josué Sánchez: incentivo para quienes respeten las leyes de tránsito, precisar que la sanción a los choferes de buses por no respetar el uso de las paradas entrará en vigencia una vez que estos puntos entren a funcionar (previsto para el 2017); y el control vía satelital para el recorrido de los buses.

El edil José Flores sugirió que, excepto en las infracciones que afecten a los discapacitados, debe ser progresivo el valor de las multas. “Si es reincidente debe sancionarse con un 100 % del valor”, añadió.

También recomendó que se exima de multas de tránsito al propietario del vehículo, en caso de no ser responsable de alguna infracción cometida por el conductor.

“Las multas devienen de una naturaleza de infracción de tránsito, siendo estas de materia penal, por lo que obviamente son personales”, indicó.

La posición la respaldó su colega Leopoldo Baquerizo. “No estoy de acuerdo con ‘la solidaridad’, porque el dueño del vehículo no debe pagar ‘los platos rotos’ de otros, pero si la ley lo establece toca respetar”, dijo.

Roche recordó a los ediles que varios artículos de la Ley de Tránsito definen la solidaridad del dueño del vehículo, “que busca viabilizar el comportamiento de quien conduce, que se presume es el propietario, y materializar la defensa del peatón, por ser la parte más débil en la relación del tránsito”.