Moreno critica el trato a las parroquias rurales

  Actualidad

Moreno critica el trato a las parroquias rurales

El precandidato del oficialismo, Lenín Moreno, reconoció que el actual Gobierno no reparte dinero a los gobiernos seccionales de forma equitativa, pese a que “las necesidades son iguales”.

Acto. Lenín Moreno y Jorge Glas recibieron el respaldo de unos 700 miembros de las parroquias rurales del Ecuador que llegaron hasta la capital.

Hay injusticias. El precandidato del oficialismo, Lenín Moreno, reconoció que el actual Gobierno no reparte dinero a los gobiernos seccionales de forma equitativa, pese a que “las necesidades son iguales”. Claro que justifica los aprietos económicos que enfrenta desde el año pasado, la Revolución Ciudadana.

Las declaraciones de Moreno fueron parte de su exposición ante cientos de delegados de las parroquias rurales que se reunieron, ayer, en Quito.

Los representantes de la ruralidad (unos 700) mantenían una asamblea nacional en la plaza Belmonte, centro de la ciudad. Allá llegó Moreno con su compañero de fórmula, el vicepresidente Jorge Glas.

Tras su discurso recibió el apoyo de los grupos rurales y también sus pedidos. Uno de ellos es tener el control de los servicios de agua potable y alcantarillado. Además, quieren mayor participación en el presupuesto para gobiernos autónomos descentralizados. Según ellos, es injusta la distribución del presupuesto que va “en un 94 % para municipios”, según expresó Bolívar Armijos, presidente del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare). “En la distribución de los recursos entre los gobiernos seccionales todavía existe una injusticia con los gobiernos parroquiales”, a pesar de representar al 37 % de la población, reclamó Armijos.

Moreno está de acuerdo. Él dijo que de los casi 3.000 millones de dólares asignados a los gobiernos locales, solo 156 millones van a la ruralidad. “No es justo porque las necesidades son iguales”, sentenció.

Glas también ofreció apoyo y reivindicó la importancia del sector. Habló de las dificultades económicas que afectaron al Gobierno por el terremoto del 16 de abril y la caída del precio del petróleo.

A la plaza Belmonte también llegaron Doris Soliz, secretaria ejecutiva de PAIS; Paola Pabón, secretaria de la Política, el ministro de Defensa Ricardo Patiño y su hermano Raúl Patiño y la asambleísta oficialista María José Carrión.

La seguridad de varios puntos del acto público estuvo a cargo del equipo de la Vicepresidencia de la República.