Actualidad

Montúfar: "Una reforma progresiva al impuesto a la Renta; que los ricos paguen más"

ENTREVISTA. El candidato a la Presidencia del Movimiento Concertación está convencido de que llegará a la segunda vuelta de las elecciones y asegura que es una de las cuatro alternativas con verdaderas opciones

César Montúfar, candidato a presidente.
El candidato presidencial del movimiento Concertación, César Montúfar, llega a la entrevista con EXPRESO en su bicicleta con la que está recorriendo el país.CHRISTIAN VÁSCONEZ / EXPRESO

El aspirante a presidente de Ecuador por el movimiento Concertación, César Montúfar, se apoya en su rol en la lucha contra la corrupción para proponer reformas al sistema. En lo político, cataloga su propuesta como de centro y está convencido de que su candidatura es una de las cuatro con verdaderas posibilidades de llegar a Carondelet. Las encuestas, dice, no reflejan con precisión lo que después recogen las urnas.

- Las encuestas y la percepción general es que hay dos opciones electorales que llevan clara ventaja respecto a una proliferación de candidatos. ¿Para qué dispersar el voto? ¿No aleja eso al elector del sistema político?

- Cuando yo fui candidato a la Alcaldía de Quito, las encuestas jugaron también de la misma manera, buscando no informar a la ciudadanía, sino plantear y estructurar un escenario. Nosotros vamos a estar en la segunda vuelta. Somos, creo, la candidatura que mayor potencia, que mayor fuerza tiene para enviar un mensaje en un país que requiere de propuestas claras, definitivas, de ruptura.

- En las municipales quedó cuarto y presidente de Ecuador solo hay uno.

- Es que hay solamente cuatro candidatos en esta carrera electoral. Los otros están ahí por diversas razones. Como fue para Quito. Está el candidato de la ultraderecha, de la banca. Está el candidato del movimiento indígena; también el candidato de la delincuencia organizada, del correísmo; y estamos nosotros.

- Si no llega a segunda vuelta, ¿para quién pedirá el voto?

- Yo voy a llegar a segunda vuelta.

- Pero puestos en el peor escenario...

- Veamos cómo va la campaña. Por supuesto que si llegara a ocurrir, yo siempre me la he jugado y voy a pronunciarme, pero veamos cómo va la campaña.

- ¿No habría sido más estratégico apostar a la Asamblea que a la Presidencia con miras a influir en el país?

- No es un problema de decir este es mi plan de trabajo y esas son mis ideas. La situación es tan seria... La política y la delincuencia han hundido y se han tomado el Estado. Lo que tenemos que hacer los ecuatorianos es salir del secuestro y para salir de ese secuestro hay que enfrentar a esas mafias. Y eso no se hace con retórica, se hace con acciones. Se hace con disposición, con actitud y con una voluntad muy clara, que es la que tenemos nosotros.

- Hablando de claridad, ¿ustedes son derecha o izquierda en política económica?

- Nosotros en todo somos centro. Yo soy un político que me defino como un liberal progresista. Soy un político de centro. Creo en la economía de mercado, por supuesto, pero regulada por el Estado. Creo que el Estado tiene que proveer a los ciudadanos un mínimo de igualdad, de condiciones, de igualdad, para que puedan actuar en la vida política, para que puedan actuar en el sistema económico, para que tengan un espacio de oportunidades para crear y decidir sobre sus vidas.

- ¿Abierto a los mercados?

- Ecuador tiene que ser un país integrado al mundo, inmerso en la globalización, inteligentemente, estratégicamente. Creo que el Ecuador tiene que mirar hacia el Pacífico.

Respeto mucho el trabajo de la prensa. Cuando fui asambleísta, peleé contra la Ley de Comunicación.

- Ha dicho que no va a subir el IVA, como sugiere el FMI. ¿De dónde sacará recursos urgentes? ¿Tocará el Impuesto a la Renta? ¿Sociedades? ¿Salida de Divisas? ¿Patrimonio?

- Yo he dicho que no voy ni a subir ni a bajar el IVA, pero hay que revisar la lista de exenciones. También hay margen de maniobra en el impuesto a la Salida de Divisas. Hay que mantenerlo, pero en el mínimo posible. Estaría pensando en una reducción de medio punto. Tenemos que trabajar en Impuesto a la Renta. Tiene que ser una reforma progresiva. Por eso me califico como un liberal progresista que aumente la base tributaria, que mejore la recaudación, que haga una propuesta de establecimiento de lo que denominamos un impuesto al Patrimonio, en que los ricos paguen más.

- ¿Cómo se amplía la base de contribuyentes en un país en el que cerca de la mitad de empleados son informales?

- Bueno, es que la propuesta económica tiene que estar articulada. Cuando hablamos de reactivación y hablamos de temas tributarios, tenemos que volver al tema del empleo y de la crisis de la Seguridad Social. Nuestra propuesta de reactivación económica, por supuesto que se enfoca en esos temas fiscales que son urgentes, pero tienes que pensar en una estrategia de generación de empleo que coadyuva o apuntala el tema de recaudación tributaria.

- Insisto: ¿cómo? ¿Se flexibilizarán las modalidades de contratación como pide el sector privado para crear más puestos?

- Yo creo que tampoco hay que cerrarse a toda forma de flexibilización. Respetando los derechos de los trabajadores, los logros laborales conseguidos por la clase trabajadora, hay posibilidades de emplear con una visión, diría, amplia e innovadora.

César Montúfar, candidato a presidente. Detalle
Detalle de la indumentaria de César Montúfar, candidato presidencial del movimiento Concertación.CHRISTIAN VÁSCONEZ / EXPRESO

- Hablando de lucha anticorrupción, ¿qué fue de la denuncia que usted presentó, tras el caso Odebrecht, contra el gobierno de Rafael Correa por delincuencia organizada? ¿Quedó en nada?

- Hemos presentado muchísimos pedidos de diligencia de la Fiscalía. Ha dado paso muy lentamente a algunos. Pero la lucha anticorrupción en el país no es un tema de perseguir ciertos casos o denuncias aisladas que posiblemente tienen gran repercusión. Hay que desmontar un sistema, extirpar esas mafias que están enquistadas en el Estado. Vea, en la recuperación de lo robado, yo presenté hace dos meses una pequeña investigación tomando ocho sentencias de algunos de los casos más sonados de corrupción. Estamos hablando de 110 millones de dólares en ocho sentencias ejecutoriadas con orden judicial que el procurador podría ejecutar. Apenas había recuperado 37.000 dólares. Entonces uno se pregunta por qué la Asamblea no lo llama, por qué no lleva adelante un juicio político y por qué el presidente de la República no hace nada, ¿no?

- Usted habla claramente de mafias, ¿no se avanza más en la Justicia por dificultades en los casos o está hablando de complicidad?

- Yo creo que en el caso del procurador, al menos, hay complicidad. Es absolutamente imposible que tengamos una situación así. Y creo que también hay complicidad de la Asamblea. Se rasgan las vestiduras, pero no existe realmente lucha anticorrupción en Ecuador.