Moncayo, el estratega que paso de imprevisto a indiscutible

  Actualidad

Moncayo, el estratega que paso de imprevisto a indiscutible

El ‘outsider de la izquierda’. El nombre de Paco Moncayo, candidato a la presidencia por la renacida Izquierda Democrática, cuya nominación será oficializada hoy en el Acuerdo Nacional por el Cambio que agrupa a la tendencia, lleva meses en la doble co

Lenin Hurtado, representante de Unidad Popular, descarta que su organización abandone el Acuerdo Nacional si no fuera incluido en un binomio.

El ‘outsider de la izquierda’. El nombre de Paco Moncayo, candidato a la presidencia por la renacida Izquierda Democrática, cuya nominación será oficializada hoy en el Acuerdo Nacional por el Cambio que agrupa a la tendencia, lleva meses en la doble condición de estar y no estar.

No era un candidato previsto, aunque sí posible. Cuando el proceso de la centroizquierda inició, su figura estaba alejada del tablero electoral. Precisamente por ello su rol, como lo dijera hace siete meses a este Diario, se limitaba “a ser un puente entre tendencias que, de otra forma, no se hablarían”. Pero en las últimas seis semanas, aupado por la avalancha preelectoral ha terminado por escalar de organizador a líder de la coalición.

Hoy, cuando el comité político estratégico se reúna en Quito para consolidar el sistema de votación que definirá el rostro presidencial este sábado, será su carta la que esté mejor posicionada sobre la mesa. A estas alturas sus competidores, Lenin Hurtado (Unidad Popular) y la legisladora Lourdes Tibán (Pachakutik), quien se ha mostrado abierta a “un binomio Moncayo-Tibán”, reconocen la candidatura del héroe del Cenepa en la misma forma que las encuestas lo hacen: es el más opcionado. Según los números que se miren, Moncayo cuenta con un rango de intención del voto que va del 6 al 9 %, antes de ser ungido como candidato.

El lugar donde está ahora, puede presumirse, no es coincidencial. General, al fin y al cabo, Moncayo ha seguido una lenta pero constante precandidatura.

Desde la coordinación general del Acuerdo, que aún ocupa; la negociación con todas las facciones de la izquierda, el diálogo amable con otras tendencias (que incluye, por ejemplo, a SUMA, de Mauricio Rodas); la declinada candidatura del socialista Enrique Ayala Mora a su favor; el resurgir de última hora de una Izquierda Democrática aún revestida por el prestigio, desde lejos, de Rodrigo Borja; y el propio historial político de Moncayo, exalcalde de Quito, han contribuido a la consolidación de una opción de cambio que regresa al tablero a la deprimida izquierda.

“Siempre supimos que Moncayo era el hombre”, asegura uno de los fundadores del Acuerdo, cercano al general. “Cuando acordamos el perfil del candidato, pues allí solo calzaba él”.

También lo sabían por fuera del Acuerdo. En La Unidad, antes de las definiciones, su nombre fue tomado en cuenta en la bolsa de candidaturas; y en CREO, el equipo de campaña medía sus fortalezas y debilidades desde mediados de año. “Si el tema de esta campaña fuera la seguridad, sería el tiempo de Moncayo. Pero el tema es la economía. Y no es su perfil”, decía entonces uno de los integrantes del equipo de Lasso.

A estas alturas, dentro de la única tendencia que comparte votantes con el partido de Gobierno, “no está prevista la posibilidad” de que Tibán o Hurtado puedan acompañarlo en un binomio, según el propio Moncayo dice a EXPRESO. Su equipo se decanta por otro perfil: político de la Costa, de izquierda, preferiblemente mujer y no necesariamente parte del Acuerdo.

Las posibilidades de tomar esta vía, que en principio y siguiendo las declaraciones de Tibán pondría en riesgo la permanencia de Pachakutik en la mesa, son reales. La asamblea del sábado definirá al presidenciable y este perfilará a su binomio. Lo que está en juego no es, entonces, la oficialización de Moncayo, sino su capacidad para mantener a la tendencia unida.

EL DATO

- Vicepresidente

El perfil deberá ser acordado por la coalición, pero se entiende como una decisión del presidenciable.

- Lista nacional

De momento no existe acuerdo para una lista conjunta. Pachakutik, Izquierda Democrática y Unidad Popular irían por su cuenta.

- Lista provincial

Se ha acordado la necesidad de acudir a las urnas en una lista única.

LA REACCIÓN

Pachakutik y UP difieren sobre el futuro

Dos posturas. Unidad Popular, representada por Lenin Hurtado, descarta que su organización abandone el Acuerdo Nacional si no fuera incluido en un binomio. Por el contrario, y aunque Lourdes Tibán (Pachakutik) ha manifestado: “Yo, con Paco, a donde él me lleve”, la representante indígena mantiene como posible “correr por su cuenta” en caso de no existir acuerdos en el binomio. No está clara la postura de la Conaie, base popular de Pachakutik, sobre el tema.