Con modelos automatizados se alimentan los camarones

  Actualidad

Con modelos automatizados se alimentan los camarones

La tecnología para dispersar balanceado en las piscinas llega acompañada de paneles solares. Los sistemas predictivos son ahora una necesidad

Aquaexpo
Aquaexpo 2021, realizada en Guayaquil, se presentaron nuevos sistemas para mejorar producción.Guillermo Lizarzaburo

El crecimiento de la frontera acuícola ha llevado al sector no solo a mejorar la genética y la calidad de los alimentos. Ahora, con un mercado mundial muy competitivo, un centavo de ahorro por cada libra de camarón vendida es ya una ganancia importante.

Hoy los camaroneros tienen una mayor oferta de dónde escoger: los paneles solares incorporados a los alimentadores automáticos de las piscinas, donde también ya se puede medir, incluso, la temperatura y oxígeno del agua.

“Hay un sensor que capta el sonido, sabe cuándo el camarón tiene hambre, y es así cuando la máquina dispersa el alimento”, señala Ernesto Romero Cruz.

De acuerdo con los datos del Consejo Nacional de Electricidad (Conelec),Ecuador cuenta con zonas con hasta 6,3 horas de luz perpendicular promedio -al día- por año. Con esos parámetros en cualquier zona donde se produce camarón funcionarían los paneles.

  1. Algunos de estos sistemas tiene una antena inalámbrica que transmite el consumo de alimento, oxígeno. A través de la computadora se configura y revisa toda la información. Se puede ver si la tolva está vacía o si está trabada.
  2. Remotamente también se puede ver si funcionan los dispersadores o dosificador, si estos necesitan mantenimiento. Y además si llueve o no llueve, y si llueve mucho cambia la alimentación a timer (por hora) y no por hidrófono.
  3. De acuerdo con los expertos, estos sistemas ahorran costos ocultos. Por ejemplo, el dueño ya no tiene que ir a la camaronera, pues al conocer desde su teléfono o computador lo que pasa, se comunica con sus empleados.

Esta tecnología, aunque tiene en el mercado unos cinco años, ha crecido mucho en los últimos tiempos, refieren los técnicos y comercializadores. “Estamos aplicando un sistema con un software de producción”. Este hace un análisis financiero, con el peso, hora de ingreso, y ayuda a tomar decisiones sobre qué le queremos poner, la cantidad. Es un modelo matemático.

sector camaronero

El camarón se adentra en los cantones

Leer más

A estas alturas dice Romero, “ya no estamos convenciendo a nadie, esta es una necesidad. Este es un sistema inteligente para alimentación de especies acuícolas”.

Si el camaronero quiere ganar peso, más conversión alimenticia (mayor peso del camarón con menos cantidad de alimento entregado) mejor nivel de supervivencia, esta es una herramienta efectiva, sugieren, que se complementa con la buena calidad del agua, niveles adecuados de aireación, larvas de calidad.

Y este esquema automático realiza ejercicios de predicción, como una herramienta financiera que es.

De enero a septiembre de 2021 Ecuador exportó más de 1.326 millones de libras de camarón, 21 % más en relación a similar periodo de 2020, de acuerdo con las cifras de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA). Solo China compró a Ecuador 582’335.867 libras. Y es este el primer producto no petrolero de exportación.

La plataforma de control de los alimentadores es en línea, y tiene internet, cámaras, enlaces de datos.

Cosecha. El equipo puede movilizarse entre una piscina y su capacidad es de 36.000 libras por hora, según Aquaspot.

Camaron: domina la tecnologia

Leer más

Patricio Villacís Andrade, otro especialista del sector, señala que hay un terreno para crecer, porque el camaronero sabe que va a cosechar más.

Estas herramientas, donde se incluyen paneles solares, es vital en territorios donde no llega la electricidad, es una solución, no solamente en las camaroneras de islas, sino en el continente. “El 90 de lo que se está vendiendo es solar, el 10 % eléctrico, porque también las inversiones cuestan, por ejemplo, tendido eléctrico.

El alimentador automático tiene tolvas que dispersan el alimento balanceado según número de animales y temperatura. Eso es más eficiente, porque no se desperdicia alimento y suben los niveles de sobrevivencia. Y el dueño de la camaronera los monitorea remotamente, sostiene Mauricio Vélez Espinoza.