Actualidad

Los militares reclaman por tres vias en el caso del Issfa

Protestas callejeras, demandas de inconstitucionalidad y acciones internacionales. Son los tres caminos que tomarán, en estos días, quienes se oponen a las reformas a las pensiones del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa).

Los militares reclaman por tres vías en el caso del Issfa

Protestas callejeras, demandas de inconstitucionalidad y acciones internacionales. Son los tres caminos que tomarán, en estos días, quienes se oponen a las reformas a las pensiones del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa).

¿Los actores? Militares activos y en servicio pasivo. Ellos consideran que la Ley de Fortalecimiento a los Regímenes Especiales de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas y de la Policía, aprobada por la Asamblea, afecta sus derechos.

La primera protesta será mañana, a las 10:00. Está previsto que sea frente al edificio del Issfa en Guayaquil. La convocatoria circula por redes sociales como Twitter y Facebook.

¿El objetivo? Según los frentes de Apoyo al Issfa y Estratégico por la Democracia, es para rechazar la ley. Y ahora tienen una motivación extra: apoyar al general Luis Lara, quien demandó la inconstitucionalidad de la norma y firmó un pedido de medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Él está en servicio activo.

En Quito también se anuncian concentraciones. Será el próximo martes a propósito de la demanda de inconstitucionalidad que presentarán los militares retirados, encabezados por el general en servicio pasivo Ernesto González. El patrocinador es Stalin Raza. El abogado dijo a EXPRESO que está alistando el documento preliminar que debe ser aprobado por los demandantes.

En ese caso, casi toda la ley será impugnada. Primero por la forma. Según Raza, en la Asamblea “no se siguió con el trámite de los dos debates”. Añadió que en el texto final “pusieron reformas que no fueron discutidas en el primer debate”. Consideró, además, que la norma es atentatoria a los derechos porque elimina los regímenes especiales.

También mencionó la eliminación de beneficios, como la mortuoria y la atención de salud para los hijos de entre 18 y 25 años, que no están contemplados en la nueva ley.

La aplicación de esa disposición está en el ‘limbo’. Bolívar Silva, delegado en el Directorio del Issfa de los oficiales en retiro, explicó que lo que ha hecho el Issfa es seguir entregando el servicio hasta recibir una respuesta de la Procuraduría.

El Issfa tenía que hacer los pagos a hospitales y empresas que dan los servicios de mortuoria, pero no los pueden ejecutar hasta recibir la contestación. En la Procuraduría se alista una respuesta. Esa instancia solicitó algunos documentos a otras dependencias. El tema se encuentra en consultoría.

El presidente Rafael Correa insiste en la defensa de la ley. Según él, la tropa tenía que pagar aportes especiales “para que estos oficiales salgan con 200.000 dólares”, dijo. Criticó que “hay sectores del pasado, fascistas, cercanos a la derecha, que no están dispuestos a perder sus privilegios”.

Y aunque las convocatorias para manifestaciones de protesta son públicas, Correa dijo que “tenemos informes de inteligencia muy concretos que están planificando disturbios, incidentes”. Eso fue atribuido a “la derecha más retrógrada con la cual han pactado candidatos de CREO, candidatos socialcristianos, para tratar de desgastar al gobierno de la revolución ciudadana”.