Actualidad

Militares llevan alimentos al niño que les regaló tostado en las protestas de octubre

Los miembros de Fuerzas Armadas entregaron raciones a unas 40 familias de Nizag, en Chimborazo

Donaciones
Militares de la Brigada Blindada Galápagos de Riobamba entregaron alimentos en la comunidad de Nizag.Cortesía

Esta semana tres oficiales y unos 20 voluntarios de Fuerzas Armadas de la Brigada de Caballería Blindada 'Galápagos' de Riobamba, con su comandante Hugo Ruiz, sorprendieron a Baltazar y a su familia en la comunidad de Nizag, perteneciente al cantón Alausí en Chimborazo. 

Ayudas Mundo Mundial

Coronavirus: la Unión Europea ubica a Ecuador en la lista de países que necesitan ayuda prioritaria

Leer más

Baltazar es el niño que, durante las protestas de octubre compartió su tostado con un grupo de militares que trataban de llegar al sector de la Nariz del Diablo, para ser rescatados. Habían sido secuestrados por comuneros y luego recibieron protección de los lugareños cuando miembros de otras comunidades trataron de aplicarles justicia indígena. A su paso por ese centro poblado, el niño salió a su paso, preguntó a dónde iban y les compartió su alimento.

La llegada de los uniformados en medio de la emergencia sanitaria que busca contener el avance del coronavirus no fue con las manos vacías. Llevaron provisiones para la familia de Baltazar. Pero no solo para ellos. Unas 40 familias de Nizag fueron también las beneficiadas con arroz, azúcar, cocoa, aceite y otros productos. 

El papá del pequeño estaba feliz de recibir la ayuda. Les comentó a los militares que por la cuarentena estaba cerrada la comunidad para prevenir contagios porque tienen cero casos confirmados o sospechosos de COVID-19 y no es posible salir a ninguna parte.

Cuando los uniformados llegaron el niño hacía deberes en sus cuadernos. Les indicó que ni él ni su hermana pueden acceder a las clases virtuales porque no tienen computadora. El muchacho que provee de internet a la comunidad se comprometió a darle el servicio si es que alguien le dona de un aparato, no importa si es usado. Además ofreció que le enseñará a manejar la computadora.

El año pasado se hizo una campaña en Alausí para recolectar dinero para dotar de una vivienda a la familia de Baltazar.

La comunidad de Nizag está integrada por cerca de 400 familias que viven del turismo comunitario desde 2009. Tiene un centro artesanal. Se confeccionan ponchos, bufandas, gorros, guantes, chalinas y bolsos con lana de borrego.

El territorio se localiza a una altura de entre 1.800 a 3.200 metros. Está ubicada a 19 kilómetros del centro de Alausí