Actualidad

Militares entregan una computadora portátil a Baltazar, el niño del tostado

El pequeño recibió el martes una laptop para que pueda seguir sus estudios en la modalidad virtual 

Militares entregan computadora
En Nizag, Alausí, Baltazar recibió una computadora portátil, libros y otros materiales.Cortesía

Las sorpresas no terminan para Baltazar, el niño de la comunidad de Nizag, Alausí en Chimborazo. Él fue el menor que compartió su tostado con un grupo de militares se dirigían al sector de la Nariz del Diablo para ser rescatados por helicópteros de Fuerzas Armadas. Los uniformados habían sido secuestrados por comuneros del sector durante la protesta indígena de octubre. 

Durante la cuarentena por la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus los militares de la Brigada de Caballería Bilndada Galápagos, acantonada en Riobamba, la capital de Chimborazo, visitaron a Baltazar y a su familia. Llevaron alimentos para el menor y para una treintena de familias de escasos recursos. El día que entregaron los víveres conocieron que no disponía de una computadora para sus clases virtuales. 

Donaciones

Militares llevan alimentos al niño que les regaló tostado en las protestas de octubre

Leer más

Desde mayo la Escuela de Caballería Blindada realizó las gestiones necesarias con instituciones y amigos para conseguir el equipo. Los esfuerzos permitieron conseguir una computadora HP. El aparato fue donado por una institución. 

El martes el teniente coronel de Estado Mayor Julio Paliz director del instituto militar se acercó hasta la casa del menor y le entregó la donación que incluyó un mouse y libros que ayudarán en los estudios de Baltazar. La Brigada informó que la computadora tiene los programas básicos y necesarios para que pueda utilizar y realizar sus tareas. Baltazar agradeció a los militares por su computadora portátil, los libros de matemáticas, lectura y otros materiales y por la ayuda que han brindado los uniformados. Les dijo que va a continuar con sus estudios.

Desde octubre todas han sido buenas noticias para Baltazar. Una de ellas ocurrió en diciembre del año pasado cuando hubo un acto de solidaridad en Alausí que permitió recolectar alrededor de seis mil dólares para invertir en una casa para Baltazar y su familia.