Mi bebe arcoiris

  Actualidad

Mi bebe arcoiris

Mujeres fuertes y resilientes. Así son las madres que luego de la interrupción inesperada de sus embarazos, en los que todo se tornó gris, tienen un nuevo bebé, al que se denomina ‘arcoíris’.

Mi bebé arcoíris

Mujeres fuertes y resilientes. Así son las madres que luego de la interrupción inesperada de sus embarazos, en los que todo se tornó gris, tienen un nuevo bebé, al que se denomina ‘arcoíris’.

Se conoce así a estas criaturas debido a la analogía con el colorido fenómeno natural que se presenta siempre tras un día oscuro, con lluvia y nublado. “El arcoíris ilumina nuevamente el hogar y lo llena de risas y color”, explica el psicólogo clínico Enrico Bonfanti. Por eso, estas mamás demuestran que es posible afrontar y vivir esta nueva etapa con alegría, optimismo e ilusiones.

¿Por qué yo?

Esa y otras preguntas recorren la mente luego de conocer la triste noticia, tratando de encontrar una explicación. La doctora Ana Pesántez, ginecóloga y obstetra, explica que es un suceso dentro del área médica, en el que las acciones de la mamá en muchos casos no intervienen y las causas pueden ser por anomalías genéticas, uterinas (como el desprendimiento), infecciosas o desconocidas.

“De todos los embarazos, el 15 % no culminará en un recién nacido vivo, y el 25 % de las mujeres sufrirán un aborto a lo largo de su vida generalmente antes de las 13 semanas de gestación”, detalla Pesántez.

Cómo afrontarlo

La orientadora familiar Toyi Jácome resalta que cuando se pierde a un bebé, se presentan cambios en el comportamiento de la mujer, como sufrir de depresión y una profunda tristeza ante el duelo personal y de la familia, pudiendo afectar la comunicación entre pareja e hijos. Por eso, mientras Jácome sugiere asistir a grupos de apoyo junto a otras mujeres que han pasado por experiencias similares, Priscilla Campoverde, máster en Educación Infantil, comenta que en esa etapa es indispensable el apoyo de los allegados y terapia psicológica familiar.

Tenga paciencia, evite la falsa culpa y no se niegue a vivir este proceso natural pues, como acota Bonfanti, de lo contrario reprimirá sus sentimientos prolongando el tiempo de recuperación.

Relatos de amor

-“Dos angelitos y dos arcoíris”

Así describe Virginia Bayas, de 38 años, “a los amores de su vida”, luego de haber perdido por dos ocasiones a sus bebés (a la octava y novena semana de gestación). Su refugio fue su familia, la fe y su esposo, a quien agradece su eterno apoyo. Actualmente Mario Jesús de 5 años y Nicolás de 3 son su “recompensa luego de que el sol por fin saliese”.

-“Mi hijo, mi bendición”

Wendy Gil, de 32 años, es una mujer guerrera que tuvo que pasar por tres pérdidas antes de embarazarse de su hijo Yeikob David (su nombre significa ‘ayudado y amado por Dios’). Revela que cuando su bebé nació fue un momento muy emotivo al conocer que por fin estaba sano. Y ahora, cinco años después, lo describe como un niño activo y feliz. “Es el arcoíris que ilumina mi vida”.