México ignoró el problema de la violencia del crimen organizado

  Actualidad

México ignoró el problema de la violencia del crimen organizado

El vicefiscal de ese país, Ramón Celaya, identifica que Ecuador está a tiempo de corregir la situación  

Detenidos
Personas detenidas por un presunto delito de extorsión.Cortesía

Hasta abril del año en curso, México registró 3.500 casos de extorsión, un 22,6% más que el mismo período de 2021 cuando hubo 2.900 víctimas.

Inseguridad ciudadana_Guayaquil_Extorsionadores_Sector sur_Las Malvinas

Detienen a una mujer acusada de extorsión

Leer más

Una realidad que tiene al gobierno de ese país trabajando en campañas de concienciación para incentivar a la ciudadanía a denunciar el delito y visibilizar, con las debidas reservas a quienes lo cometen y así evitar más casos.

Ramón Celaya Gamboa, vicefiscal de México, explicó a Diario EXPRESO que ellos clasifican la extorsión en dos categorías: una es virtual, cuando el contacto es por teléfono y piden dinero a cambio de supuesta protección; y la otra es física, cuando en persona acuden para hacer la amenaza.

Según expuso, el país azteca logró disminuir la extorsión virtual en un 20% en este 2022, al demostrar que las llamadas realizadas usan mentiras, el miedo y la presión del momento para acelerar los pagos y luego de haber pagado se dan cuenta que los personajes son más estafadores que integrantes de temidas organizaciones delictivas.

“Creamos un padrón nacional de números de teléfonos extorsivos y luego el gobierno le pide a las empresas telefónicas que le den de baja al IMEI y al número para que queden bloqueados por completo el aparato y la línea. Esto por una campaña que se llama: Escucha, toma nota y cuelga. Con eso le decimos no te enganches, no caigas en el juego y bueno no pasa nada porque es virtual, los datos que recoja nos lo entregan a nosotros y ejecutamos, así lo estamos controlando y ha tenido buena acogida en el pueblo”.

Pero advierte que se deben crear también rigurosos mecanismos de confidencialidad para no exponer a las víctimas.

Para Celaya Gamboa es importante que las autoridades de Ecuador tomen acciones inmediatamente, pues aún no escala a niveles más violentos. Pues desde México observan que se “copia” la modalidad y eso permite identificar las fallas o puntos débiles de las estrategias delictivas.

“Lo que hemos estudiado de la región y de ese país exclusivamente es que es un tema incipiente, que va naciendo. Porque los criminales de Ecuador imitan modelos criminales de otros países y no tienen uno propio. Así como la Policía intercambia información, los delincuentes lo hacen e importan modalidades que aún no están del todo consolidadas”.

A decir de la Policía de Ecuador, están trabajando en estrategias de prevención, pero enfatizan que el incremento de la violencia y la criminalidad no solo es en Ecuador, sino en países de toda América.

Un argumento que es rechazado por el experto en seguridad Jorge Villacreses al indicar que eso no exonera responsabilidades, sino más bien los esfuerzos deben centrarse en que Ecuador no esté igual a otras naciones en delitos.

“El problema es en Ecuador y hay que buscar la solución en Ecuador, es como que vaya al médico y no me dé tratamiento porque los vecinos están enfermos, La Policía no nos puede decir que estemos tranquilos porque esto pasa en todos lados, ellos están equivocados”, cuestionó.

BOMBA EXPLOSIVA (9084012)

Los 'vacunadores' usaron una dinamita para intimidar a una ferretería en Guayaquil

Leer más

Gamboa sugiere que las acciones sean lo más pronto posible para que no se reflejen en el espejo de México.

“Lo que debería hacer Ecuador es trabajar en acciones para que no escale, porque ese fue el problema de México, ignoró el tema y la amenaza creció y se volvió muy difícil de tratar” puntualizó.

Así también señala que se debe fortalecer la adquisición de tecnología para poder ubicar desde donde operan los grupos delictivos para realizar las llamadas extorsivas