Actualidad

Mariano Rajoy: “Vamos a impedir que se produzca la independencia”

El presidente del Gobierno se muestra contrario a la negociación para resolver el desafío independentista catalán, pues afirma que “la unidad de España no se negocia” y reclama que se tenga confianza en su Gobierno.

Mariano Rajoy: “Vamos a impedir que se produzca la independencia”

Antonio Caño/Jorge Rivera/Rafa de Miguel

El País / Especial para Expreso

El presidente del Gobierno se muestra contrario a la negociación para resolver el desafío independentista catalán, pues afirma que “la unidad de España no se negocia” y reclama que se tenga confianza en su Gobierno.

- La sociedad está asustada. Dos o tres generaciones de españoles se enfrentan a una situación que jamás pensaron vivir. ¿Qué mensaje querría enviar a todas esas personas?

- Quiero decirles que vamos a salir adelante. Y también que tienen un Gobierno que va a defender, como es su obligación, la unidad nacional y la soberanía nacional. Y lo va a hacer tomando todas las decisiones que tenga que tomar y en el momento en que sea preciso hacerlo. He intentado que esto se salde con el menor daño posible. Sería muy importante también que ese catalanismo constitucional y pactista que contribuyó al crecimiento económico en nuestro país y a la mejora de nuestro bienestar y riqueza en los últimos 40 años volviese. Que terminara las alianzas con extremistas y radicales y que buscara esa alianza con los partidos que representan prácticamente a la mitad de Cataluña, a los que se ha discriminado y a los que ni siquiera se les dejó opinar sobre las importantes decisiones que se tomaron en las últimas fechas. Esta batalla se va a ganar, porque es justa, legal y es lo que quiere la inmensa mayoría de los españoles y lo que sentimos todos.

- ¿Existe un riesgo de que España se divida?

- En absoluto. Emplearemos para ello todos los instrumentos que nos da la legislación.

- ¿Cree que los Mossos d’Esquadra actuaron de forma desleal con el Gobierno el pasado 1 de octubre?

- Creo que las autoridades políticas de la Generalitat de Cataluña han hecho un daño muy importante al prestigio de los Mossos d’Esquadra. Todas las autoridades que ejercen la seguridad estaban en Cataluña a las órdenes de los jueces... no del Gobierno. Serán los jueces los que tengan que decir si la actuación de los Mossos ha sido la correcta o no.

- ¿Qué hará el Gobierno en el supuesto de que la próxima semana el Parlamento de Cataluña haga un pronunciamiento a favor de la independencia?

- Vamos a impedir que se produzca la independencia. Tomaremos cualquiera de las decisiones que nos permiten las leyes a la vista de cómo vayan evolucionando los acontecimientos. Mientras la amenaza de una declaración de independencia no desaparezca del panorama político va a ser muy difícil que el Gobierno no tome decisiones.

- ¿Incluido el artículo 155 de la Constitución (que permite la suspensión de la autonomía)?

- No descarto absolutamente nada de lo que dice la ley. Lo que tengo que hacerlo es a su tiempo, que es lo más importante en este momento. Lo ideal sería que no hubiese que tomar soluciones drásticas, pero para ello tendrían que producirse rectificaciones.

- ¿Puede tolerar el Gobierno una declaración de independencia escalonada, que no sea efectiva inmediatamente, como podría intentarse en el Parlamento?

- Mire, no. No hay ningún Gobierno en el mundo que esté dispuesto a aceptar hablar sobre la amenaza a la unidad de su país. Bajo chantaje no se puede construir nada.

- Aunque sea nula desde su inicio, ¿puede el Estado evitar que se produzca el acto mismo de la declaración de independencia?

- Depende fundamentalmente del presidente de la Generalitat. Lo que depende del Gobierno es proceder a su anulación y que no entre en vigor nunca. No hay la seguridad de que esté ese asunto en el orden del pleno. No lo está en este momento.

- Tiene usted ahora una lista notable de candidatos para mediar en esta situación.

- Me gustaría decir una cosa sobre esto de la mediación: no necesitamos mediadores. Lo que necesitamos es que quien se ha situado por encima de la ley rectifique su posición. Se habla además de que hay que negociar. Pero es que la unidad de España no se negocia. Y además no se puede negociar con la amenaza de romper la unidad de España. En este momento hay una negociación que es la prioritaria, y es que el señor Puigdemont negocie y se ponga de acuerdo con los grupos de oposición en el Parlamento catalán, que representan a más de la mitad de los catalanes, y a quienes se ha impedido hasta poder debatir sobre la liquidación de la Constitución y del Estatuto, o la convocatoria de un referéndum ilegal.

- El desafío independentista también preocupa a nuestros vecinos. ¿Cuál es el mensaje para Europa?

- Yo lo que les diría es que esta es su batalla. Esta es la batalla de Europa. Ahora se juega la batalla de los valores europeos y también tenemos que ganarla. Por tanto, yo animo a Europa a que continúe con lo que está haciendo, defendiendo la unidad de las naciones, el cumplimiento de la ley, las constituciones de los países.