Actualidad

Marcela Aguiñaga: “Si los números son positivos, estaré en la papeleta del 2023”

Candidata única a presidenta del movimiento Revolución Ciudadana. Asambleísta en dos periodos    consecutivos. En el primero fue segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional y en el segundo presidió la Comisión de Justicia.

MARCELA AGUIÑAGA
La aspirante a presidir el movimiento también fue ministra del Ambiente.AMELIA ANDRADE / EXPRESO

El movimiento Revolución Ciudadana, otrora Fuerza Compromiso Social, mañana instalará su convención en Montecristi para ratificar la elección de Marcela Aguiñaga como presidenta y, entre otras decisiones, el cambio de nombre, de colores y eslogan de la organización que acoge a los simpatizantes del correísmo.

Asamblea- comite- reformas- Constitución

La Revolución Ciudadana y Alianza PAIS cuidan juntos la Constitución del correísmo

Leer más

- ¿Ya piensan en candidatos para las seccionales?

- Luego de pasar esta reforma estatutaria vamos hacia una reestructura en las provincias. Y posterior a esto vamos a seleccionar a nuestros posibles mejores cuadros. Adicionalmente estamos viendo dónde podemos y dónde no correr con alianzas.

- ¿Y la veremos en la papeleta?

- Me mediré como cuadro. Ahora estoy enfocada en la presidencia de la organización y posteriormente veremos mis números. Y si los números son positivos, estaré en la papeleta electoral.

- ¿Para la Alcaldía de Guayaquil o la Prefectura del Guayas?

- Eso lo decidiremos (según) dónde están las mejores posibilidades de tener una victoria.

- Una posible candidatura pese a señalamientos de glosas abiertas en Contraloría...

- En mi caso no tengo abierta una glosa en Contraloría. Tengo una glosa que está impugnada en la vía jurisdiccional en el Contencioso Administrativo de Guayaquil. Estoy para sentencia. De mis exfuncionarios, como la viceministra Mercy Borbor, quien firmó la escritura de compraventa (de los terrenos del parque Samanes entre el Ministerio del Ambiente y el Issfa), la justicia le dio la razón de que no hay perjuicio al Estado. Esperamos que la glosa sea desvanecida en virtud de que se ha demostrado que el dinero está en las arcas fiscales.

Es importante que redefinamos nuestra estrategia para captar un voto menos ideológico y más de causas.

- ¿Entonces no cree que eso manche una candidatura?

- Eso es parte de lo que se demostró en su momento, que la Contraloría se usó como un arma persecutoria. Recordemos que a mí el señor (Pablo) Celi (excontralor subrogante) es quien me puso la glosa... Habrá detractores como siempre.

- El caudal electoral del correísmo se ha visto mermado en los últimos procesos electorales. De 100, a 74 asambleístas y ahora 49. Y de tener varias prefecturas, a perder algunas, como la de Guayas, además de varias alcaldías en capitales provinciales. Casos como Sobornos, Odebrecht y otros les han pasado factura. ¿Cómo dejar esa sombra?

- Ciertos medios de comunicación, no todos, posicionaron, más allá de un caso particular, la lógica de que en los 10 años del Gobierno anterior existió corrupción. Eso caló en cierto segmento de la población, pero seguimos teniendo un voto duro muy marcado... Ese voto duro está a prueba de bala, pero hay que crecer en un electorado que aumenta.

- Hablemos de Guayaquil. La actual administración se ha visto envuelta en cuestionamientos e investigaciones fiscales. ¿Esto abona el terreno para que el correísmo llegue a la ansiada Alcaldía?

- Es importante que la investigación avance. La vemos detenida... Si algo ha hecho bien la alcaldesa (Cynthia Viteri) es el manejo de su comunicación. Está llegando a su electorado. Hay mucha tarea y no podemos seguir con el mismo modelo de hace 30 años.

Nuestro voto se ha movido. Es más costeño que de la Sierra ecuatoriana y trae una reflexión sobre Pichincha.

- Totalmente de acuerdo con que la justicia debe seguir su curso, pero coincidirá en que una cosa es la labor judicial y otra es el juicio de la ciudadanía. ¿Este último se puede capitalizar electoralmente?

- Haremos nuestras estrategias políticas, pero somos gente de bien. Lo que no nos gusta que nos hagan, como el uso indebido de la justicia, tampoco se lo deseamos a nuestros adversarios políticos... Hay cosas de fondo que no se resuelven, como el crecimiento de la ciudad, el abandono del centro, los problemas de basura, la alta contaminación, los problemas de las lagunas de oxidación.

- Habla como candidata...

- ¿Sí? Mire, yo soy guayaquileña. Tengo grandes ideas para mi ciudad. Fui ministra de Ambiente y sé las frustraciones que sentí de cosas que quería hacer y no podía.

- ¿Veremos a Rafael Correa haciendo campaña electoral?

- Rafael tiene un buen olfato de la política. Estará participando desde nuestra organización asesorando y liderando. Será consultado por mí siempre que lo necesite, en el caso de llegar a ser presidenta de nuestra organización.