Manabí, expectante al Año Nuevo, pero con temor a otro encierro

  Actualidad

Manabí, expectante al Año Nuevo, pero con temor a otro encierro

La ocupación hotelera para este feriado se mantiene entre un 50 % y 80 %.

Una pareja degusta un platillo típico de Manta frente al mar. El sector turístico espera dinamismo.
Una pareja degusta un platillo típico de Manta frente al mar. El sector turístico espera dinamismo.Alejandro Giler / EXPRESO

La última vez que en Manta, provincia de Manabí, las reservas hoteleras previas al feriado de fin de año estuvieron al 100 % fue en el año 2019.

Península. Las playas de la Península están listas para el arribo de visitantes. La tarde de ayer empezó a llegar la primera tanda de turistas.

La fiesta frena por la ómicron, pero el turismo playero no

Leer más

Isidro Rodríguez, director de Turismo del cabildo mantense, informó que la ocupación hotelera para este feriado se mantiene entre un 50 % y 80 % en los principales hoteles de la ciudad, pese a la última resolución del COE Nacional de prohibir fiestas de fin de año para evitar aglomeraciones masivas y controlar los contagios por la nueva variante ómicron de la COVID-19.

“Este último anuncio provocó que las reservas se congelaran y una secuencia de cancelaciones de familias que pretendían viajar por fin de año a Manta”, reveló el funcionario.

Andrés Delgado, un administrador hotelero, dijo que realmente las últimas resoluciones han frenado la llegada del turismo a la urbe porteña. “El turismo es una industria de servicios y de ocio. Al existir inseguridades en el mundo y el país, las familias optan por no viajar y permanecer en sus domicilios. Esto afecta rotundamente al sector económico dedicado al turismo”.

Indicó que un nuevo confinamiento podría terminar de poner en una situación muy complicada a quienes dependen de este tipo de negocios. Por eso insisten en que está bien cuidarse, pero sin encerrarse.

En los balnearios rurales donde se asientan cabañas turísticas que expenden alimentos, el panorama previo al feriado no es alentador.

Junior López, propietario de un restaurante, comentó que invirtieron menos dinero para la compra de productos y mariscos con los que preparan la mayoría de platos.

“No podemos arriesgarnos, estamos expectantes de ver cómo nos va. Otros años sabemos que debemos estar bien abastecidos, pero bajamos un poco debido a todo esto”.

Junior López, lugareño

En otros balnearios como San Clemente, ubicado en el norte de Manabí, el sector hotelero se mostraba intranquilo. Varias reservas fueron canceladas. Los cuatro casos sospechosos de la ómicron que se manejan en la provincia estos días causaron de inmediato una baja en la ocupación.

Playas. Los turistas eligieron un chapuzón. General Villamil lució completamente llena los días de asueto.

Playas, sin shows públicos ni quema de años viejos en la vía, por la Ómicron

Leer más

“Las resoluciones, la ómicron, saber que en hospitales hay mucha gente con COVID... todo eso incide notablemente. Es triste saberlo, pero es la dura realidad”, dijo Rubén López, propietario de un restaurante.

Los servidores consideran que ante la renuencia de los turistas de llegar a las provincias costeras por las últimas medidas, es necesario, por todos los medios posibles, extender la invitación a los visitantes locales a acudir a las playas y generar un dinamismo comercial y turístico para despedir el 2021 y recibir el año venidero.

En las últimas horas, las autoridades de esa localidad verificaron que el centro comercial Mall del Pacífico cumpla con lo dispuesto en el COE: aforo y solicitar el carné de vacunación a los visitantes.