Luis Verdesoto: “No es una nueva mayoría, sino reconocer que vamos a un abismo”

  Actualidad

Luis Verdesoto: “No es una nueva mayoría, sino reconocer que vamos a un abismo”

Integrante del Consejo Nacional Electoral (CNE) y proponente de la moción para que el organismo demande ante la Corte Constitucional un supuesto conflicto de competencias con el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) por la situación del movimiento Justicia Social que auspicia la candidatura de Álvaro Noboa.

18_-_ROBERTO_RUEDA_-_ (32888582)
asdadasdsadsadadaKarina Defas / expreso

Puertas afuera, el discurso del Consejo Nacional Electoral (CNE) es que las elecciones de primera vuelta se darán impostergablemente en febrero próximo. Sin embargo, las acciones del organismo hacen pensar en un inminente ajuste de fechas.

Atamaint- elecciones- CNE- inscripción

El CNE recusa a juez del TCE dentro de causa en contra de cuatro consejeros

Leer más

- ¿Al interior del CNE se analiza un plan B ante las demoras surgidas en este proceso?

- No hay plan B porque hay algo inamovible: la fecha del cambio de presidente el 24 de mayo. Tampoco hay duda de que el 10 de mayo se posesionará la mayoría o totalidad de la Asamblea Nacional. No hay duda en la fecha de la segunda vuelta, de haberla.

- No menciona al 7 de febrero (primera vuelta) ¿ahí pueden haber modificaciones?

- Siempre va a ser factible mover un pedazo de la primera vuelta si es que hay flexibilidad para saber que no hay que judicializarlo todo. ¿Cuánto tiempo se puede mover la primera vuelta? ¿Una semana? ¿Qué se gana con eso? Ganaríamos si existiese un problema de salubridad, pero en términos de este conjunto de recursos y este conflicto jurídico, poco ayudaría.

Hay muchos clubes de admiradores de candidatos en el país, yo no estoy en ninguno de esos.

- Si se habla de que las fechas son inamovibles, ¿por qué ni siquiera han presentado la demanda por conflicto de competencias que anunciaron?

- La demanda ya está hecha, pero tiene que pasar un proceso jurídico previo. Para presentar el hecho tiene que haber una declaración de competencia de parte del Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

- ¿Cuándo se tensó la relación con el TCE con el que venían trabajando?

- La mayoría (Diana Atamaint, Esthela Acero y José Cabrera) trabajó muy cerca del TCE, nosotros con Enrique Pita no, y tuvimos un conflicto severo por el tema del calendario electoral.

- Pero, al parecer, hay una nueva mayoría en el CNE...

- Yo no creo, pero sí hay un reconocimiento de que si no se hacen las cosas bien esto se derrumba. No hay una nueva mayoría sino la necesidad urgente de que esto funcione bien. Hay momentos en la vida que a la gente madura nos toca comer piedras porque lo que hay que salvar en el país es la credencial democrática. Si no logramos eso, el 24 de mayo, el programa económico se irá por un caño.

- ¿Hay posibilidad de sentarse a dialogar con el TCE como ha pedido hasta el presidente Lenín Moreno?

- La Corte Constitucional también lo dice en su comunicado muy sutil e inteligentemente. Esto tiene que salir. El tema es que hemos llegado a una instancia en la que ha habido hasta insultos de plaza desde el TCE, pero hay formas de resolver. Hay que bajar esta cantidad de calificativos absurdos.

- ¿Es posible que alguna instancia como el TCE pueda ordenar que les destituyan?

- En realidad no, porque la única posibilidad de que nos destituyan vendría de la Asamblea cuando se posesione. Pero no olvidemos que a fines de noviembre del año siguiente se renueva a tres de los cinco integrantes del CNE y desde el 25 de mayo de 2021 podrían juzgar los legisladores a los miembros del TCE como del CNE. Así que no jueguen con eso que son fintas de pelea de esquina.

Siempre va a ser factible mover un pedazo de la primera vuelta si es que hay flexibilidad.

CNE- pleno- corte- constitucional

El TCE remite a la Fiscalía General indicios penales contra cuatro vocales del CNE

Leer más

- ¿En qué tipo de institución se siente?

- Yo mantengo en que esta es una institución fallida, porque no está logrando los mínimos democráticos y cuando lo logre, lo reconoceré. Pero hasta tanto está caminando hacia el derrumbe. He visto flexibilidad en Diana y en Cabrera. Yo no llamaría a eso nueva mayoría, sino el reconocimiento de que estábamos al borde del abismo y que hay que recomponer.

- ¿Ha pensado en dar un paso al costado luego de las elecciones?

- Todos podríamos tomar esa decisión y si no lo hacemos, insisto, en noviembre igual tenemos que irnos porque hay una renovación de tres de los cinco consejeros. Pero aquí todavía hay cinco semanas de gestión en los que hay que lograr tres cosas: que los ecuatorianos no se enfermen, que haya transparencia electoral y que las redes no elijan presidente. Con eso yo me quedo tranquilo.