Lourdes Cuesta: “El caso Turi quedo en la impunidad”

  Actualidad

Lourdes Cuesta: “El caso Turi quedo en la impunidad”

Lourdes Cuesta, de CREO, dijo que existen redes de especialización de delitos en los centros de detención.

Centro de detención en Turi, Cuenca. Lourdes Cuesta, de CREO, dijo que existen redes de especialización de delitos en los centros de detención. Según ella, hay prácticas de tortura.

La asambleísta del Azuay por CREO recibió denuncias de personas privadas de la libertad de todo el país. Lourdes Cuesta conversó con EXPRESO sobre esos casos, la impunidad y la supuesta “metida de mano en la justicia”.

- Usted recibió denuncias y testimonios de personas privadas de libertad en el Centro de Detención en Guaranda.

- Recibí mensajes de detenidas en ese centro y en otros. Hay el testimonio desgarrador de una privada de la libertad que vive con miedo día a día, por los abusos de guías penitenciarios. Tiene miedo a ser violada, a las bascosidades que les dicen y a cómo las utilizan sexualmente. Ella me contó la muerte de una compañera suya de la tercera edad por falta de medicación. Los guías se burlan de ellas y las bañan en agua helada. Son testimonios que parten el corazón, no podemos imaginar cómo en este país se trata con esa frialdad a ciudadanos que ya han sido juzgados y están pagando las penas. Pero, además, sufren atentados contra los derechos humanos en los centros de detención.

- En Turi-Cuenca también hubo denuncias sobre maltrato, violaciones y robos. Pero un juez cambió el tipo de delito y dejó en libertad a 49 guías penitenciarios.

- Eso fue lo que me motivó a pedir la comparecencia de la ministra de Justicia, Rosana Alvarado, a la Comisión de Justicia. Ella aceptó esos hechos y contó que esos guardias fueron sobreseídos. Son delincuentes que atentan contra la vida de las personas y de sus derechos humanos. Además, es un claro ejemplo de cómo la justicia ecuatoriana ha funcionado. También de cómo se deja en la impunidad esos casos y de cómo permiten que los responsables salgan y sigan violando los derechos humanos de las detenidas.

- ¿Qué relación tienen estas denuncias con la “metida de mano en la justicia?”

- Es conocido que los jueces incluso designan a qué centro de detención deben ir los privados de libertad, cuando eso no es su atribución. Hay una metida de mano en la justicia. Eso responde a los ajustes de cuentas entre esos magistrados. Ellos están coimados o presionados por esas bandas ante la vista y la paciencia del Consejo de la Judicatura. Además esos funcionarios están llamados a precautelar a los ciudadanos, pero son cómplices de estas situaciones.

- Esto significa que no hay un verdadero cambio en la justicia ecuatoriana.

- Todo está maquillado en este país. Tenemos carreteras, pero no personas que viajen por ellas. Tenemos bonitas escuelas pero hay violadores en ellas o niños que no reciben alimentación. Tenemos hospitales, pero no hay medicamentos o son caducados. Otro ejemplo de ese maquillaje: el Centro de Rehabilitación en Cuenca era un basurero. Hoy es un basurero más bonito porque lo que pasa adentro sigue siendo basura.