Actualidad

Sus logros avivaron el orgullo

Son ecuatorianos que en 2019 recibieron reconocimiento internacional por sus aportes para tener un mundo mejor. Destacaron en distintos ámbitos

Así como el 2019 representó una de las mejores temporadas para el deporte nacional, con la consagración del ciclista Richard Carapaz, la atleta Glenda Morejón y el boxeador Julio Castillo en lo más alto de la élite mundial, en otros ámbitos también descollaron personajes que enorgullecen al Ecuador por sus magníficos logros conseguidos.

En una época de desafíos para la industria del banano, asediada por enfermedades que amenazan la sostenibilidad del negocio, surgió el aporte del ecuatoriano Ángel Llerena Hidalgo, con una propuesta agroecológica para el control de la sigatoka negra, la enfermedad más costosa para el sector ($ 400 millones al año).

Llerena, de 66 años, es ingeniero agrónomo y catedrático universitario. Los resultados de sus investigaciones, documentados y con patente, se basan en la utilización de agua ozonificada y ningún uso de fungicidas, con lo cual se logra reducir costos en un 40 % en el control de la enfermedad, un 25 % de mayor productividad y cero contaminación al ambiente. Su trabajo lo llevó a ser el primer ecuatoriano nominado al Premio Nobel en la rama de Fisiología, en 2018.

Este año, los aportes de su investigación fueron aprovechados en la Cumbre Mundial de Banano, que se desarrolló en abril en Guayaquil.

Otra triunfadora es la investigadora cuencana Linda Guamán Bautista, escogida en enero como una de las cien líderes del mañana en biotecnología por la Global Biotech Revolution, con base en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Harvard.

Con una carrera de pregrado en Ingeniería en Alimentos, la científica de 34 años está dedicada hoy a la Microbiología. Sus investigaciones se basan en la ingeniería de microorganismos para la producción de compuestos químicos de interés industrial y farmacéutico.

Uno de sus últimos trabajos es en biología sintética, con una levadura, para programarla a fin de que pueda producir un ácido graso del cual se ha reportado un efecto positivo en las células del epitelio del intestino y del colon.

En junio, el presidente Lenín Moreno destacó los esfuerzos de la investigadora y se refirió a ella como una “ecuatoriana ejemplar”.

El cacao de Ecuador fue reconocido como uno de los mejores del mundo en los Premios Internacionales del Cacao 2019,
en Francia.

Alcanzar 30 galardones en un campeonato mundial de danza, entre más de 250 academias, no es una tarea fácil. El Centro Lúdico Artístico Pirouette (CLAP), en representación del Ecuador, se llevó el mayor número de distinciones en el evento ecuménico que se llevó a cabo entre el 24 de noviembre y el 1 de diciembre, en Orlando, Florida (Estados Unidos).

La academia, que tiene cinco años de actividad en Guayaquil, obtuvo galardones en modalidades como ballet, jazz, flamenco, hiphop, tap y acrobacia. Se llevó 15 medallas de oro, 9 de plata, 6 de bronce y reconocimientos como mejor directora, mejor bailarina juvenil y mejor bailarina niñas.

“La disciplina de los bailarines junto al trabajo realizado en la academia ha hecho sonar el nombre de Ecuador en todo el mundo. Quedó demostrado el gran talento ecuatoriano y que todo esfuerzo tiene su recompensa”, dijo Ana Cristina Jarrín, directora de CLAP.

El mes de diciembre trajo la noticia de un reconocimiento internacional al trabajo en conservación ambiental del investigador lojano Francisco Gordillo Espinosa.

Él, un ingeniero en Minas, fue galardonado por el Fondo Verde Climático por su contribución al medio ambiente, dentro de la cumbre COP25 que se celebró en Madrid, España.

Se trata de la primera edición de los premios Green Champions GCF, para los que había 300 seleccionados. Gordillo, quien fue distinguido en la categoría Campeón Toda una Vida, trabaja a favor de la conservación del agua, ha creado una escuela al respecto y lucha contra la contaminación de los ríos, sobre todo en las cuencas del país.

El Fondo Regional del Agua (Foragua), del cual este profesional es secretario técnico, ha preservado 370.000 hectáreas y ello ha permitido garantizar el suministro de agua para más de 600.000 personas en once municipios, un éxito que ha llevado a la creación de nuevos fondos a favor del agua en Ecuador y países vecinos.