Loeb sigue la ruta victoriosa

  Actualidad

Loeb sigue la ruta victoriosa

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Es el debut soñado para Sébastien Loeb. El francés, que el pasado lunes ganó la etapa inicial en su primera participación en el Rally Dakar, repitió ayer su magistral actuación al adjudicarse la segunda en dos días, la tercera fracción de 600 km entre Termas de Río Hondo y San Salvador de Jujuy, en el noroeste argentino.

Las rutas de Argentina le sientan muy bien al inseparable dúo Sébastien Loeb-Daniel Elena, que conservaron en la jornada el liderato de la especialidad. El galo cubrió los 190 kilómetros de la especial, nuevamente recortada ante la persistencia de adversas condiciones climáticas en la zona, en 2 horas 9 minutos 39 segundos.

Al francés lo escoltaron el español Carlos Sainz, también piloto de la marca del león, a 1:23, mientras que el catarí y campeón defensor Nasser Al-Attiyah culminó tercero con su Mini a 1:25.

Adicional al sensacional debut de Loeb en el Rally Dakar, que por octava ocasión consecutiva se disputa en Sudamérica, los otros dos Peugeot se ubicaron nuevamente entre los diez primeros: los franceses Stephane Peterhansel y Cyril Despres terminaron sexto, a 2:52, y décimo, a 5:47, respectivamente.

La clasificación general la comanda Loeb, seguido por el sudafricano Giniel de Villiers (Toyota), cuarto en la jornada, a 5:03. Peterhansel es tercero a 5:15. Al-Attiyah es quinto a 6:39. “He ido muy bien de verdad, ha sido un especial genial: derrapes bonitos, trayectorias bonitas. He disfrutado mucho y hemos ido muy fuerte de principio a fin”, analizó Loeb.

“Voy a mi ritmo y todo funciona bien así. Son especiales donde la navegación no ha presentado complicaciones. Hemos venido a aprender. No podemos tener una estrategia, así que no nos hacemos preguntas y seguimos”, agregó el galo.

Motos

Benavides aprovechó una penalidad

En motos, el debutante argentino Kevin Benavides (Honda) se quedó con la victoria de la tercera etapa firmada en el escritorio, luego de que el español Joan Barreda fuera penalizado con un minuto por exceso de velocidad, perdiendo el triunfo inicial y el liderato. Benavides cubrió los 190 km de la especial con un tiempo de 2 horas 31 minutos 3 segundos, seguido por el portugués Paulo Goncalves, a 26 segundos, mientras que la tercera posición fue para el francés Antoine Meo (KTM).