Lochte, de nadador a estrella de TV

  Actualidad

Lochte, de nadador a estrella de TV

El nadador estadounidense da el gran salto a la pantalla chica. Ryan Lochte, que hace poco fue sancionado con 10 meses fuera de las competiciones, ha encontrado un nuevo trabajo.

Optimista. El nadador Ryan Lochte sonríe durante la conferencia de prensa en la que anunció su vinculación a la televisión.

El nadador estadounidense da el gran salto a la pantalla chica. Ryan Lochte, que hace poco fue sancionado con 10 meses fuera de las competiciones, ha encontrado un nuevo trabajo.

El deportista, de 32 años dice que se ha desconectado de todo lo ocurrido en Brasil y que, ahora, su centro de atención está puesto en el mundo de la televisión.

Él llegó borracho a una gasolinera durante los Juegos Olímpicos de Río 2016, destrozó objetos del establecimiento y, luego, dijo que le habían asaltado con una pistola en la cabeza.

El múltiple medallista mundial y olímpico visitó, hace unas semanas, el programa matinal ‘Good Morning América’, de la cadena de televisión ABC. Allí confirmó que había aceptado su participación en el popular programa de Dancing with the Stars (Bailando con las Estrellas) cuando dé comienzo la nueva temporada.

“Estoy ilusionado con mis nuevos proyectos y eso es lo que me tiene ocupado”, dijo Lochte, aún con procesos legales abiertos en Río de Janeiro en su contra.

Desde ese día, su centro de atención es, exclusivamente la televisión. Ni siquiera ha comentado sobre los 10 meses de castigo que le impiden participar en los próximos campeonatos del mundo y quedarse sin los 100.000 dólares de bonos que recibió por su medalla de oro.

Perdió, de entrada, los bonos de 25.000 dólares y 75.000 dólares que entregaron el Comité Olímpico de Estados Unidos y la Federación Estadounidense de Natación a todos sus campeones en los pasados Juegos Olímpicos.

Pero el mayor problema que tiene es el legal: en agosto, la policía brasileña acusó a Lochte de presentar una acusación falsa de robo. El nadador no ha dicho si regresará al país sudamericano para defenderse. La comisión de ética del Comité Olímpico Internacional también está investigando el incidente.

A pesar de su vergüenza, Ryan Lochte ha mantenido un perfil alto con publicaciones regulares en las redes sociales y su debut televisivo en la nueva temporada.

Al margen de todo esto, el deportista norteamericano ahora sabe que la natación no está en el futuro inmediato como profesional y afronta su nueva etapa en la pequeña pantalla como una oportunidad en la que espera triunfar tanto como el deporte. MOL