Liga, campeon con polemica

  Actualidad

Liga, campeon con polemica

El mal arbitraje de Roddy Zambrano le impidió a Delfín lograr la hazaña, en la apasionante final de la Copa Ecuador

El mal arbitraje de Roddy Zambrano le impidió a Delfín lograr la hazaña, en la apasionante final de la Copa Ecuador

Su planteamiento es muy calculador y en ocasiones hasta egoísta, pero las estadísticas ubican a Pablo Repetto como uno de los directores técnicos más exitosos en la historia de Liga de Quito. El 16 de noviembre la fórmula le volvió a dar resultado, y pese a la derrota 3-1 sufrida ante Delfín en el estadio Jocay, le permitió a los albos entrar a la historia como los primeros campeones de la Copa Ecuador.

Un sabor a injusticia quedó flotando en el ambiente, porque además del fútbol ultra defensivo que practicaron los universitarios, el árbitro Roddy Zambrano se convirtió en protagonista, al no sancionar dos claras faltas penaltis que pudieron haber cambiado la historia.

El primero se dio en el minuto 23, cuando una evidente mano de Carlos Quintero dentro del área, no fue castigada de la forma que correspondía. Sin embargo, lo peor estaba por venir.

Se jugaba el tercer minuto de adición, los cetáceos ya ganaban 3-1 y solo necesitaban un tanto para adueñarse de la corona, cuando a la salida de un tiro libre Antonio Valencia se prendió por algunos segundos de la camiseta de William Riveros, dentro de la zona de candela. El juez central tampoco dijo nada.

Los manabitas lo dejaron todo en la cancha, al punto que antes de cumplirse los tres minutos de juego ya estaban en ventaja, gracias a un remate de Sergio López, que golpeó en la pierna de Toño Valencia y dejó sin reacción a Adrián Gabbarini.

La tempranera ventaja estimuló a los cetáceos, que acorralaron a su rival, pero no tuvieron fortuna en el puntillazo final. Liga solo atinaba a defenderse, hasta con diez hombres, apostando a los tibios contragolpes de Rodrigo Aguirre.

Pero el fútbol no siempre es justo y antes de caer el telón de la primera etapa Aguirre hizo una jugada de sombra, permitiendo que el remate de Andrés Chicaiza doblegue la resistencia de Pedro Ortiz. Ese tanto terminaría inclinando la balanza.

Era el escenario ideal para Liga, que cerró más sus líneas y, pese al doblete de Carlos Garcés (minutos 74 y 90), evitó que caiga esa cuarta conquista y finalmente celebró el haber pasado a la historia como el primer campeón de la Copa Ecuador.

html
html
html
html