Libertad condicional para O. J. Simpson

  Actualidad

Libertad condicional para O. J. Simpson

O. J. Simpson saldrá de prisión el 1 de octubre tras recibir ayer el beneficio de la libertad condicional, cumplidos nueve de 33 años de una sentencia por robo y secuestro.

Cortes. Simpson durante su testimonio ayer desde la prisión en Nevada.

O. J. Simpson saldrá de prisión el 1 de octubre tras recibir ayer el beneficio de la libertad condicional, cumplidos nueve de 33 años de una sentencia por robo y secuestro.

Los cuatro miembros presentes de la Comisión de Libertad Condicional del estado de Nevada llegaron a una decisión unánime después de escuchar el testimonio de la exestrella del fútbol americano, que en 1995 fue absuelto por el brutal asesinato de su exmujer Nicole Brown y un amigo de ella. En aquel juicio, la defensa lo presentó como víctima de una policía racista.

“¡Gracias!”, dijo Orenthal James Simpson , de 70 años, al conocer la decisión, que fue transmitida por los principales canales de televisión de EE. UU.

En su testimonio, que ofreció por videoconferencia desde la prisión Lovelock de Nevada, el caído líder aseguró que nunca buscó causarle daño a los dos coleccionistas de artículos deportivos que emboscó en 2007, con otros cinco cómplices, en un hotel-casino de Las Vegas.

“Asumo total responsabilidad”, aseguró. “He cumplido mi sentencia, lo he hecho lo más respetuosamente que he podido (...), en este punto de mi vida quiero pasar tiempo, lo más que pueda, con mis hijos y amigos”, expresó vestido con el uniforme azul de presidiario.

Simpson, que brilló con los Buffalo Bills y es miembro del Salón de la Fama, insistió que solo trataba de recuperar recuerdos personales que le fueron robados. Fue condenado a una sentencia mínima de nueve a 33 años de cárcel.

Su hija mayor, Arnelle, declaró en la audiencia que estos nueve años han sido “duros” y que lo único que desean es que su padre “vuelva a casa”, que “podamos seguir adelante.

Una de las víctimas del robo, Bruce Fromong, declaró en la audiencia a favor de la liberación de “su amigo” Simpson. “Nueve años fue demasiado”. El otro coleccionista atacado, Alfred Beardsley, murió en 2015.

Simpson, quien se hizo una carrera en el espectáculo tras retirarse del fútbol, tendría pensado instalarse en Florida.

Para el profesor de periodismo Ben Bogardus, se armará un ‘reality show. “Las cámaras estarán afuera de su puerta para ver la primera vez que irá de compras, que pone gasolina...”, estimó.