La ley de inversiones por un tubo y Lasso a la carga

  Actualidad

La ley de inversiones por un tubo y Lasso a la carga

El Pleno de la Asamblea negó el proyecto del Ejecutivo con 87 votos. El presidente respondió con acusaciones de chantaje y corrupción en las negociaciones que involucran al líder de la Izquierda Democrática, Xavier Hervas.

Lasso arremete contra Xavier Hervas
Presidente. En un encuentro de juventudes, Guillermo Lasso acusó a Xavier Hervas de proponerle el apoyo de su partido a cambio de no pagar impuestos.Captura de video

No lo logró el Gobierno. No bastaron las 48 horas que la Asamblea le concedió el martes pasado para negociar con las bancadas. Dos horas adicionales para hacer cambios de última hora (desesperados, probablemente) tampoco fueron suficientes: el asambleísta ponente, Daniel Noboa Azin, no alcanzó a llegar con la nueva propuesta. Una primera votación fue desastrosa: la Ley de Atracción de Inversiones, Fortalecimiento del Mercado de Valores y Transformación Digital de Guillermo Lasso cosechó apenas 46 votos de los 70 que necesitaba. La moción para negarla, en cambio, logró 87: la Izquierda Democrática se unió en esta ocasión al correísmo y Pachakutik en medio de un escándalo de chantaje y corrupción destapado por el propio presidente de la República. Un escándalo del que parece no haber retorno.

En el centro de la tormenta, el excandidato a la Presidencia de la República y líder de la Izquierda Democrática, Xavier Hervas. Guillermo Lasso lo acusó de condicionar su voto a favor de la ley a cambio de que “el SRI (Servicio de Rentas Internas) solo a él no le cobre impuestos”. En la Asamblea, su bancada reaccionó de inmediato: “calumnias”, dijo su coordinador, Marlon Cadena. Nada más. Hervas, en cambio, demoró más de cinco horas en aparecer en un video, con su impostada voz risueña de campaña, para responder escuetamente: “el evasor no soy yo”. Una hora después ofreció una rueda de prensa, de la mano de su mujer, y amenazó con "acciones legales" contra el presidente.

"El presidente le ha mentido al país", dijo, y desmintió las acusaciones de chantaje y evasión de impuestos. "Por ética y por moral el presidente tiene que demostrar lo que está diciendo. Y aquí vienen acciones legales porque se está atentando contra la honra". También acusó al gobierno de presionar a los asambleístas para aprobar una ley "que lleva sesgos de agendas personales".

Debate de la ley de inversiones

48 horas para lo imposible

Leer más

Lo cierto es que la Izquierda Democrática parecía estar llevando las cosas al extremo. Varias de sus propuestas habían sido acogidas durante las 48 horas de negociación que se abrieron el martes: la prohibición de enajenación de bienes públicos, los candados contra las privatizaciones (innecesarios, pues ya están contemplados en la Constitución), los límites para la participación de la banca en los sectores productivos, el régimen para normar la entrada y salida de bienes y servicios de las zonas francas al territorio nacional... Sin embargo, horas antes de la votación, prevista para las 13:00 del jueves, un comunicado público firmado por Guillermo Herrera, presidente del partido, y el jefe de bloque Marlon Cadena, anunciaba que su voto seguiría siendo por el archivo.

La razón la explicó Cadena en rueda de prensa y es sorprendente: “Lo que nos preocupa -dijo- es el grado de seriedad que le puede dar el Ejecutivo. Aceptan las recomendaciones de Izquierda Democrática en este momento, luego viene un veto que va a ser mucho más difícil de sostener”. Una sorpresa para todo el mundo, pues el tema del veto nunca estuvo sobre la mesa de conversaciones.

En cuanto a Pachakutik, la otra bancada en la que el Gobierno esperaba cosechar algún apoyo en las últimas 48 horas de negociación, actuó orgánicamente: hasta la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, votó en contra de la Ley de Inversiones. Minutos antes de la instalación de la sesión, Cristian Yucailla, el asambleísta que ha sido su vocero en este tema, volvía a insistir sobre sus condiciones: eliminar todo el capítulo primero del proyecto de ley, referente a las alianzas público-privadas. Una demanda imposible de satisfacer.

Una vez negada la ley, Guillermo Lasso pasó al ataque. Un video en el que aparece el presidente indignado, explicando pormenores de la negociación fallida de los últimos días, empezó a circular en chats y redes sociales. “Esta ley -dice ahí- ha sido negada porque no hemos aceptado el chantaje de asambleístas que vienen a pedir hospitales, empresas eléctricas, ministerios a cambio de su voto, y el colmo de los colmos es de aquellos asambleístas que han venido a pedir dinero en efectivo al Gobierno”. El discurso del mandatario, en lo que parece una conversación informal pronunciada en su despacho, no hace concesiones. “Ladrones”, dice directamente refiriéndose a los asambleístas. Y deja abierta la puerta a “caminos constitucionales” que hacen pensar en la muerte cruzada.

Lasso arremete contra Hervas

“Me refiero a la Izquierda Democrática y al señor Hervas. Más claro y directo no puedo ser”. Minutos antes de que arrancara la sesión de la Asamblea, Guillermo Lasso daba por concluidas las negociaciones con una fuerte denuncia: “Miren cuánto paga de impuestos. Dice que es emprendedor, eso yo no me lo creo. O es emprendedor o evade impuestos”.

asamblea

La Asamblea Nacional rechaza la Ley de Inversiones de Lasso en la primera votación

Leer más