Ley de Comunicación: un nuevo ‘ataque’ es inminente

  Actualidad

Ley de Comunicación: un nuevo ‘ataque’ es inminente

Reformas futuras a la normativa no se descartan. El oficialismo cree que lo mejor es un nuevo cuerpo legal Pachakutik habla de violación a tratados

LEY
Actividades. Los trabajadores de los medios durante una cobertura de prensa efectuada en la capital.HENRY LAPO

Los ‘fantasmas’ no se han dispersado del todo. Aunque parece muy pronto para hablar de nuevas reformas, todo apunta a que la Ley de Comunicación seguirá en la mira de las organizaciones políticas que, en esta ocasión, fallaron en su intento de introducirle varias restricciones.

Aunque en la Asamblea Nacional todavía hay un debate sobre si la votación para allanarse al veto presidencial o ratificarse en los textos impulsados por el correísmo y Pachakutik sigue abierta o se cerró el jueves, las posibilidades de que hayan los votos para lo uno o lo otro son escasas y entrarían en vigencia por el Ministerio de la Ley.

El asambleísta Fernando Cedeño, de Unión por la Esperanza (UNES) e integrante de la Comisión de Relaciones Internacionales, que elaboró los proyectos de mayoría y minoría, reconoció que hay dos temas importantes que, probablemente, no perderán vigencia en el futuro cercano.

La reforma fue estigmatizada, no es una mordaza como los grandes medios dijeron. La Defensoría del Pueblo es el principal ente de protección de derechos humanos.

Fernando Cedeño, asambleísta por Unión por la Esperanza UNES.

El uno se refiere a las frecuencias del espectro radioeléctrico que se pretendía revertir a los medios privados para eventualmente aumentar la participación de los comunitarios con condiciones como que se regirían por su derecho propio, lo que para la Corte Constitucional (CC) no es compatible con la Constitución.

“No podemos adelantarnos a lo que pueda pasar, aunque siempre está abierta la posibilidad de plantear nuevas reformas. Pero soy realista, en función de que este es un espacio de toma de decisiones colectivas y no siempre se da lo que uno piensa”, señaló Cedeño.

Asamblea- reacción- corte

UNES tras alargue que defina veto a Ley de Comunicación

Leer más

El correísmo también planteaba una participación más activa de la Defensoría del Pueblo como una suerte de reemplazo de la extinta Superintendencia de Comunicación. Están convencidos que los jueces constitucionales hicieron algunas observaciones de forma y no de fondo a varios artículos que se proponían modificar, lo que dejaría abierta una ventana para futuros intentos de cambios.

El asambleísta oficialista y presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales, Juan Fernando Flores, cree que esos dos temas quedan cerrados, si se ratifica con su publicación en el Registro Oficial, tal como se pronunció la Corte Constitucional.

Lo que se ha tratado ahora es corregir los errores que ha cometido la Asamblea y en futuro se tendrá que considerar correcciones para poder mejorar la normativa. 

Fernando Flores, jefe de la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN)

Sin embargo, advierte que los ‘peligros’, así como las mejoras, para la Ley de Comunicación, están lejos de desaparecer. “Recordemos que esta no es una ley perfecta. Lamentablemente, recordemos que se trató de un informe de minoría para reformar la ley existente y no una normativa nueva que era lo que se buscaba”, señaló.

Salvador Maita, de Pachakutik, que propuso el informe de minoría que fue aprobado con 75 votos y luego observado por la CC y el Ejecutivo, dijo que el presidente Lasso “no ha ganado esta batalla” y advirtió que los jueces constitucionales habrían omitido instrumentos internacionales como el convenio con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la libre determinación de los pueblos y nacionalidades, lo que afectaría la regulación por derecho propio de los medios comunitarios.

CRONÓMETRO NO SE DETIENE

El plazo para que la Asamblea Nacional defina una postura sobre el veto presidencial a las reformas a la Ley de Comunicación concluye el 2 de noviembre. Si no hay decisión, entrará en vigencia por el Ministerio de la Ley.