El Leon Becerra va de una resucitacion a otra

  Actualidad

El Leon Becerra va de una resucitacion a otra

La Asamblea emitió una resolución para ayudar al hospital a salir de la crisis. Por unanimidad, decidieron pedir al Estado que pague los $ 9,4 millones pendientes.

El León Becerra va de una resucitación a otra

Uno de los hospitales más antiguos de Guayaquil acaba de llegar a los 90 años, en un estado crítico. Desde finales de 2017, ha sido sometido a varias resucitaciones que no han logrado recuperarlo por completo. Esta vez, en un nuevo intento, se espera lograr una cura para el León Becerra

Esa esperanza llega desde la Asamblea Nacional, que esta semana, por unanimidad - como pocas veces ocurre- resolvió exhortar al Gobierno a pagar los 9,4 millones pendientes al hospital. No solo el Ministerio de Salud Pública y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) le deben. El Instituto de Seguridad Social de la Policía, el de las Fuerzas Armadas y el Seguro para Protección de Accidentes de Tránsito también mantienen montos pendientes.

Los asambleístas piden establecer convenios de pago para “garantizar la sostenibilidad económica de la institución”.

Aún no hay respuesta del Gobierno a este exhorto. Hasta ahora, el hospital ha recibido pequeños abonos del IESS, mientras que el Ministerio no reconoce como legal una parte de la deuda.

La primera vez que se alertó del posible cierre del hospital fue en abril. Según el pronóstico, si no se cumplía con los pagos, no le quedaban más de tres meses. No les pagaron, pero tampoco cerraron. Ricardo Koenig, presidente de la Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia, que regenta a esta casa de salud, dice que siguen vivos gracias a la autogestión.

Hace poco, recibieron camas y equipos como monitores y una torre laparoscópica. Fueron donaciones que llegaron de Francia y de Estados Unidos.

Pero no es el único apoyo. Fundaciones internacionales, la Prefectura del Guayas y el Municipio de Guayaquil tienen a este hospital como punto de llegada de las misiones humanitarias. Este año, esta casa de salud cerrará con siete misiones, lo que equivale a unas 750 cirugías gratuitas, que incluyen corrección de labio leporino, paladar hendido, de estrabismo, catarata, ortopedia y mano. Casi todo pagado por el personal que llega a operar.

Pero hay costos de insumos que debe cubrir el León Becerra y, si no reciben el pago por parte del Estado, las misiones previstas para el 2019 estarían en riesgo, una situación preocupante si se considera que se prevé que lleguen doce y que realicen más de mil cirugías.

Zuly Olvera ha sido una de las beneficiarias. Su hija y su hermano fueron operados de estrabismo. “Una cirugía cuesta unos 3.000 dólares y mi familia no tiene cómo pagar”, dice. No solo los guayaquileños se acogen a estas cirugías, pues gran parte de los intervenidos llegan de otros lugares.

La crisis se evidencia también en las deudas que mantienen. A sus proveedores le adeudan más de un millón de dólares y volvieron a tener problemas para ponerse al día con el personal. Los 229 colaboradores están impagos desde mediados de agosto pasado.

Además, parte de esta crisis se debe a que la atención se ha reducido. A finales de 2017, por derivaciones, recibían a cerca de 1.950 pacientes al mes; ahora llegan 400. “Es algo que no se comprende, porque vemos que a mucha gente le dan cita para después de tres meses y, sin embargo, no hacen uso de los hospitales con los que existen convenios”, indica Koenig.

Mientras tanto, en las redes sociales comenzó a presionarse desde varios frentes para que finalmente se cumpla con este pago. Con la etiqueta #yoestoyconelHospitalLeonBecerra piden que se dé una solución.

Los directivos del hospital dicen que apenas reciban los fondos pagarán sus deudas y trabajarán en implementar una moderna central de imágenes. Quieren así dejar atrás la crisis que los tiene en riesgo.

Para saber

El 2014, el León Becerra recibió el título de primer hospital ecológico de Latinoamérica, otorgado por Certified Green Partners.

En los últimos seis años ha realizado 1.882 cirugías gratuitas en niños con malformaciones.

Cuenta con cinco quirófanos, unidad de cuidados intensivos, consulta externa, emergencia, observación, laboratorio y hospitalización. Atiende a personas de escasos recursos.

El detalle

Resolución. La Asamblea Nacional decidió dar un reconocimiento al hospital por su “labor cívica y voluntaria a favor de las familias de Guayaquil y Ecuador”.