“En el robo de buses hay un vacio de informacion”

  Actualidad

“En el robo de buses hay un vacio de informacion”

Mientras los transportistas aseguran que cada día suceden de dos a tres robos por línea, la Policía sostiene que hay muchos hechos que no se denuncian.

Entrevista al coronel Galo Erazo Coellar, jefe de la PJ.

La Policía Judicial ubica 10 sectores en los que se presentaron denuncias por robos en buses del transporte urbano en lo que va del año. Incumbe a 19 líneas. La institución policial reconoce que existe un alto índice de sub-registro. Cifra negra, como la llama el coronel Galo Erazo, jefe de la PJ, cuyo origen se relaciona con la poca reacción de las víctimas de un robo para presentar la denuncia.

- ¿Qué tan grave es el problema de robos en buses, si se entiende que una gran cantidad de ciudadanos no denuncia?

- Según el análisis geoespacial del delito con el que trabajamos, hay sectores que son más propicios a los robos en buses. De pronto por las horas pico, la aglomeración de personas, por ser sectores distantes y aislados, además de utilizar como rutas, vías con mayor congestión. La información que tenemos, por denuncias presentadas, es que en alrededor de 22 líneas se estarían cometiendo la mayor cantidad de estos delitos. De 4 a 9 se suscitan en la misma línea, aunque no en la misma unidad. En torno a esto, estamos tomando acciones, incluso algunas de estas se dan de oficio. El problema más grave es que no se acusa.

- ¿De qué manera la ausencia de denuncias impide que se ejecuten controles?

- Si no hay una denuncia, no es posible medir la dimensión del problema, y lo que no se mide no nos permite generar las estrategias de control ni acciones adecuadas para enfrentar el delito. Un ejemplo, tenemos alrededor de 2.452 delitos menos que el año anterior. Implicaría que estamos bien. Nuestras estadísticas están todas en verde, comparadas con lo que sucedió el 2017.

- Los dueños de buses dicen que cada día hay de 2 a 3 robos. Quien pierde una cartera o un celular no declara la pérdida... ¿Falla el ciudadano?

- Entendemos hasta cierto punto que la falta de confianza en la administración y en los operadores de justicia puede ser uno de los factores para abstenerse de presentar la denuncia, más allá del tiempo que les toma la movilización, los honorarios de un abogado. Esto por el lado del ciudadano común, pero ni el conductor ni el representante de la cooperativa tampoco lo hacen. En los robos de buses hay un vacío de información, una cifra negra que no nos permite orientar el esfuerzo de investigación e intervención.

- ¿Qué tan altos son esos índices que llama cifras negras?

- No podría precisarlo, pero en función de la percepción de seguridad ciudadana debe ser una cantidad considerable. Estamos conscientes de que se están realizando operativos de controles, aprehendiendo en flagrancia, en posdelitos, se están desarticulando estructuras. Pero insisto, requerimos las denuncias, porque de qué sirve que realicen acciones investigativas, se utilicen técnicas y herramientas tecnológicas si después de las 24 horas cuando ya ha terminado la calificación del delito, el abogado del presunto infractor dirá que no hay denunciante que diga que mi cliente fue el responsable del hecho.

- ¿Qué tipo de acciones la Policía ejecuta luego de determinar las líneas y sectores con mayor números de robos?

- En cuanto a nuestra capacidad de respuestas, estamos tratando de reaccionar ante eventos delictivos, en especial en flagrancia. Y si por alguna razón no se logra obtener un resultado positivo, por diferentes factores, al menos, levantamos los reportes posdelitos. A los que hacemos el seguimiento. Con la información que recabamos, ejecutamos operativos preventivos y de control en el espacio público, en paradas y en determinados lugares donde haya la posibilidad de ejecutar operativos. Pero para entender el panorama con el que nos encontramos, podemos decir que las líneas de buses donde se presentan en mayor número estos hechos, recorren decenas de kilómetros. De esto se aprovechan los infractores de la ley, que además, igual que la Policía, también analizan o estudian a sus objetivos. Se apoyan con la información que los medios difunden.