“Nuestro idioma dispone de soluciones sencillas para evitar usos inadecuados”

  Actualidad

“Nuestro idioma dispone de soluciones sencillas para evitar usos inadecuados”

“Nuestro idioma dispone de soluciones sencillas para evitar usos inadecuados”

El uso recurrente de la palabra ‘tema’ ha llegado a niveles alarmantes desde que comenzó a frecuentarse en ambientes políticos y sociales a mediados de los años 2000. Su mal uso acabó generalizándose.

Los medios de comunicación del país están invadidos del infinito ‘tema’. Entrevistadores, entrevistados, analistas políticos y económicos de alto calado, gente de farándula hasta comentaristas deportivos se pasan sin ningún cuidado el fardo de la ‘temitis’, y entre ellos mismos se renuevan ese contagio mutuo, sin que se vislumbre una solución y freno a este círculo vicioso.

No usar la palabra ‘tema’ en frases de una conversación cualquiera, es como si el interlocutor estuviera fuera del círculo de moda o se sintiera un paria en el nuevo estilo de expresión.

Se escucha y reproduce con frecuencia frases como: “Es recomendable comprar un auto pequeño por el tema del bajo consumo”. “Están muy preocupados por el tema de la charla de mañana”. “El tema es que la contratación de nuevos jugadores es un tema serio”.

El idioma castellano dispone de soluciones sencillas para evitar su uso desacertado. Es recomendable prescindir de la palabra ‘tema’, sin más, su presencia no aporta más que molestia y desazón.

Galo Durazno Alavarado