“No necesito de un hombre para ser feliz”

  Actualidad

“No necesito de un hombre para ser feliz”

La actriz y cantante Paola Farías hace un recuento de su vida, confiesa sus errores y vive el presente con una madurez lograda a costa de lágrimas y lecciones aprendidas.

Paola Farías durante la sesión de fotos en la Casa Piana.

Con más de 20 años de carrera, la actriz, cantante y jurado del reality Ecuador tiene talento vive el mejor momento de su vida. Paola Farías dice haber alcanzado una madurez plena en lo personal y laboral. Su historia es lo más parecido al personaje de una novela de Thalía, o de una vieja película de Joan Crawford en la época de la depresión; la joven sencilla que sale de su pequeña ciudad en busca de mejores oportunidades y llega a la gran metrópoli para triunfar. La artista esmeraldeña no olvida sus inicios ni a la gente que en su momento confió en ella y le ofreció oportunidades que aprovechó, primero como actriz en los scketches del desaparecido programa de Ecuavisa Complicidades, luego como modelo de El Show de Bernard, hasta llegar al espacio que la convertiría en un símbolo sexual, Guayaquil caliente. Mención aparte merece su rol en el seriado La niñera, que reveló todo su potencial actoral. EXPRESIONES compartió con ella una tarde entre vivencias, anécdotas y confesiones.

ERRORES DEL PASADO.

“Hubo lecciones muy duras que aprendí a costa de lágrimas. El hecho de que la gente te juzgue sin conocerte y lo haga detrás de una cuenta para agredirte... O si nos vamos más atrás, haber tenido parejas equivocadas por decepción o despecho, en una época en que me hubiera gustado que alguien me detenga y me diga lo loca que estaba. Fueron errores que a mí me hicieron madurar muchísimo y valorar lo que tengo ahora”.

NO MÁS FIGURA MEDIÁTICA

“No me interesa ventilar mi vida privada. Fue terrible hacerlo en una época, cuando me dejé llevar por la provocación o contestaba a quien sea en la televisión. Hoy quiero que la gente hable de mí por mi trabajo, sea como actriz o cantante o jurado. Lastimosamente vemos que se confunde el ser artista con estar en boca de todo el mundo, armar escándalos, hablar mal... y eso no es ser profesional. A estas alturas no necesito la aprobación o el rechazo de alguien para basar en eso mi vida. Qué pereza. No necesito tampoco aparentar en una foto que estoy feliz al lado de un hombre”.

SUS MENTORES

“Yo siempre estaré agradecida de Johnny Shapiro, que fue la persona que me dio la oportunidad de actuar y entrar a la televisión. También mi gratitud a Prisca Bustamante y Miriam Murillo, que fueron mis maestras y les guardo un cariño enorme. Miriam fue mi mamá en Juegos de manos, programa en el que tuve que pelear (risas). SíTv fue la cuna para muchos actores que hoy vemos en la televisión, como Martín Calle, Tomás Delgado. El aprecio y las gracias también van para José Romero, Paco Cuesta y Lucho Aguirre, que fueron puntales importantes para lo que soy ahora”.

VIVIENDO LOS 40

“La edad es cuestión mental y yo me siento muy bien y joven a los 40. No sé si deseada (risas). Yo me mantengo y me gusta estar en forma para verme y sentirme bien. Hago ejercicios dos horas diarias de lunes a viernes. Combino pesas con cardio. Consumo muchas proteínas y llevo una vida sana”.

SUS EX Y GUSTAVO NAVARRO

“No le guardo rencor a nadie, pese a que algunos ex me hicieron mucho daño. Tampoco quiero hacerme la víctima porque en una relación siempre hay dos responsables. El único hombre del pasado importante que destaco es Gustavo Navarro, el padre de mi hija. Nos llevamos muy bien, somos buenos amigos y nos preocupamos de que ella crezca feliz y en un buen ambiente. Si es de retarla, lo hacemos. Por ejemplo, ahorita no tiene celular, está castigada (sonríe), pero ninguno desautoriza al otro. La decisión la tomamos los dos y nuestra prioridad es que, pese a que estemos separados, nuestra hija crezca bien y confíe en nosotros. A sus 13 años le he dicho que la gente podrá decir lo que sea, pero solo ella conoce a sus padres con sus virtudes y defectos”.

LA PAREJA IDEAL

“Aunque tuviera pareja no te lo diría (risas), porque, como te dije, prefiero guardar mi privacidad. Pero en este momento no tengo a nadie y me siento bien así. Con el tiempo nos volvemos más exigentes. Pero he aprendido que mi felicidad no depende de otra persona, sino de mí. Mientras uno no se sienta bien con sus logros, sus fracasos, su espacio, su trabajo, su familia... jamás estará bien. La vida es tan corta que hay que aprovecharla. Yo lo hago con mi madre, mi hija, mis hermanos. Perdí a mi padre (se emociona) y es algo que nunca creo poder superar”.

LO QUE SE VIENE

“Ecuador tiene talento (quinta temporada) se estrenará en agosto y estoy muy contenta. La gente verá de todo. También quiero retomar la actuación y lo haré en el teatro. Wendy Vera también me ha hecho una canción, que está buenísima. Pronto será lanzada y tiene la esencia ‘Cocotera’. Sé que no tengo una gran voz, pero tengo el swing, el carisma y el sabor”.

EN CORTO

SU PERSONAJE MÁS QUERIDO: La niñera Mary.

UN HOMBRE INOLVIDABLE: Su padre.

UNA AMIGA EN LA TELEVISIÓN: Solo una, Wendy Vera.

UN SUEÑO: Hacer cine.

UN DIRECTOR: Steven Spielberg.

UN GALÁN: Brad Pitt.