Sobre “En la mina de Rio Blanco es tiempo de Guerra Fria”

  Actualidad

Sobre “En la mina de Rio Blanco es tiempo de Guerra Fria”

Ecuagoldmining South América S. A. siempre ha sido respetuosa de las normas legales con el afán de trabajar en forma mancomunada con la sociedad y en armonía con el medio ambiente. En días pasados se difundieron noticias inherentes a nuestro proyecto en que se indica que la empresa viene desarrollando actividades mineras, lo cual es ajeno a la verdad. Por ello solicitamos la rectificación de la nota periodística publicada el 28 de mayo: “En la mina de Río Blanco es tiempo de Guerra Fría”, que señala que la empresa “se ha tomado un camino de herradura” y que “desde la suspensión de la actividad minera, la ruta ha sido ampliada y adecuada para tránsito de maquinaria pesada y es castamente patrullada por guaridas y policías que se trasladan en vehículos de la misma compañía”, hecho totalmente falso. Nunca hubo “enfrentamientos entre campesinos y policía”. Lo que sí tuvo que defender la policía fue el ataque de una multitud dirigida por delincuentes en contra de las instalaciones del campamento y maquinaria, que fueron quemadas, incluso tratando de usar explosivos robados de los polvorines de la empresa, violentando dichas instalaciones aprovechándose de los disturbios generados, tratando de ocasionar más daños. Los perjuicios fueron tan grandes que dejaron sin posibilidad alguna que el proyecto pueda volver a operar y continuar con los trabajos de explotación hasta la fecha.

En la publicación se menciona que: “Su ubicación, en plena zona de humedales plantea las contracciones de la permisiva política nacional de áreas protegidas”, declaración totalmente falsa porque el proyecto... se ubica a 5 km del Parque Nacional El Cajas.

Más adelante afirma que: “La bocamina ha sido practicada a 300 m de la laguna Llantahuyco”, cuando esta se ubica a 4 km de distancia y 400 m de desnivel sobre la bocamina. Luego escribe: “A más de 100 m del campamento se multiplican los ojos de agua. En el proyecto existen y se encuentran registrados y monitoreados cinco ojos de agua y nueve zonas de humedecimiento, bajo control de MAE y Senagua. “Y se observan los primeros afluentes que se precipitan por las quebradas y alimentan las cuencas del río Cañar y del Jubones”. Otra falacia, ya que el proyecto se ubica en las cuencas del río Migüir y del Canoas. “En agosto de 2017, una inspección del Gobierno Provincial del Azuay constató los primeros daños ambientales, que incluyen la desaparición de una laguna (la de Cruz Loma), donde se vertió 4 mil metros cúbicos de material de desecho, y la disminución del río Canoas, que baja hasta la Troncal”. La denuncia presentada por el GAD Provincial, de una supuesta desaparición de la laguna de Cruz Loma, fue realizada ante el MAE y Senagua, como fue evidenciado y constatado por estas entidades de control... La empresa no regala cuyes, pollos, arroz ni semillas, menos uniformes escolares. Su Plan de Relacionamiento Comunitario, establecido como parte del Plan de Manejo Ambiental y auditado por el MAE, está encaminado a mejorar la salud, educación, economía y organización de las comunidades de influencia directa del proyecto.

La empresa no ha realizado ampliación ni propiciado construcción de ninguna vía ni en Molleturo ni en Chaucha, ni ha regresado su personal al proyecto ante la inseguridad propiciada por los supuestos “defensores del agua” antes y luego de las sentencias, cuando agredieron a líderes de Cochabamba, secuestraron al presidente de la Junta Parroquial de Molleturo y luego dispararon a un policía que investigaba robo de ganado en Yumate, hechos que no fueron investigados por el periodista. Esta nota periodística está totalmente alejada de la realidad por lo cual se solicita que el periodista Roberto Aguilar y las personas que realizan esta afirmación visiten el proyecto y demuestren que esta acusación es real.

Juan Xiao

Gerente General

Ecuagoldmining South America S. A.