“Con ‘BFG’ volvi a ser libre como director”

  Actualidad

“Con ‘BFG’ volvi a ser libre como director”

“Con ‘BFG’ volví a ser libre como director”

Fabián Waintal - Especial para SEMANA

La misma alfombra roja del Festival de Cannes donde Woody Allen había estrenado su última película, Steven Spielberg la eligió para presentar al mundo la nueva superproducción de Disney ‘The BFG’. Una competencia de grandes directores de cine. Pero en una ciudad habituada a la lluvia de estrellas, Spielberg demostró que no tiene competencia. Los afiches de su película inundaron la urbe. Hasta en el hall de entrada del lujoso Hotel Carlton un artista pintó ante los huéspedes un gigante cuadro de Spielberg (que vendieron en más de 14.000 dólares).

¿Qué lo inspira para seguir mejorando todavía más?

Supongo que todos estamos siempre en la búsqueda de una buena historia y, a veces, están ante nuestras narices. Fíjate que yo mismo les había leído el libro ‘BFG’ a mis hijos. Y tengo siete. Se los leí muchas veces y también me convertí en el gigante de la historia a medida que lo contaba y por eso sé lo que significa ser el gigante amigable, al menos para mis hijos. Sé lo que se siente.

¿Cómo conserva la magia del cine cuando no lejos de Cannes hay vagabundos o inmigrantes africanos que sobreviven vendiendo paraguas?

Todos tenemos que creer en la magia. Cuanto más empeora el mundo, más tenemos que creer, porque es lo que nos da esperanza y ella nos ayuda a mejorar nuestro entorno. Y el mundo necesita nuestra atención, más que nunca. Si la esperanza llega de la magia, el cine puede darle a la gente la esperanza suficiente de que hay una razón para seguir luchando por el día de mañana.

En el Festival de Cannes, que se caracteriza por un estilo de cine tan artístico, ¿cómo logra encontrar el balance entre el lado comercial de Hollywood y el nivel artístico del cine?

Nunca lo tomo en cuenta, a menos que sea la segunda versión de una película mía. Las segundas versiones se hacen porque la primera tuvo éxito y hay cierta anticipación al menos de que el público espera algo mejor de mí. Ahí es cuando sí trabajo para el público, cuando las expectativas son grandes. Y no porque sea el director, sino por la popularidad de la película anterior. No podría hacer cine pensando en encontrar un balance. Solo trato de expresar lo que expreso y soy diferente como persona, cada año. Eso se termina viendo en el cine. No me concentro tanto en eso.

¿De verdad?

La única vez en que lo pienso es cuando me lo preguntan. En general, es puro trabajo. Dirigir cine es algo que haré el resto de mi vida. Es un trabajo maravilloso, divertido y muy difícil, pero me encanta. Si no me gustara tanto, me iría a navegar por el océano el resto de mi existencia.

¿Para elegir una película, no toma en cuenta el resto del mundo, fuera de Estados Unidos, por ejemplo?

Es el mejor sueño que cualquiera pueda tener en Hollywood, que una película tenga cierto significado más allá de mi país o incluso más allá de los países de habla inglesa. Esa es siempre mi esperanza, que todos se identifiquen con los sentimientos y las emociones de mis películas, sin barrera del idioma. Cada película es un huérfano hasta que alguien la adopta. Y espero que nuestra película halle muchos hogares.

Cuando estrenó ‘Tintín’ dijo que le estaba costando hallar una buena historia de amor para contarla en el cine. ¿Eso se mantiene?

En cierta forma creo que esta película es una historia de amor diferente, la clase de historia de amor que tienen los niños con sus abuelos, los abuelos con sus nietos. Creo que es lo más cerca que estuve de contar una historia de amor en el cine.

¿Sabía que el autor del libro original de ‘BFG’, Roald Dahl, era racista y antisemita?

No, no conocía las historias personales de Roald Dahl. Me concentré en la historia que él escribió, no tenía idea de lo que pudo haber dicho. Esta historia tiene mucho que ver con afrontar nuestras diferencias y los valores de este libro son los que yo también quise que fueran parte de contar la historia.

En un filme como ‘BFG’ que tanto tiene que ver con los sueños, ¿cuáles son sus sueños en la vida real?

El sueño de mi vida es mi proceso creativo, incluso si profundizo demasiado en una historia hay algún sueño. Todo lo que hacemos y lo que hago es jugar con los sueños de cada uno, tratando de hacer que esos sueños... se vean mucho mejor.

Me refiero a sus sueños, cuando duerme...

Cuando duermo... no vas a querer saberlo (risas). Los últimos dos años, con tanto trabajo, apenas tuve tiempo de dormir.

Con el sello de Spielberg y la mágica marca de Disney, la cinta ‘BFG’ lleva las iniciales de ‘Big Friendly Giant’, un enorme gigante amigable que más allá de su intimidante apariencia no es muy bien considerado por sus otros compañeros, porque se niega a comer niños, como la pequeña Sophie, parte de la película.

¿‘BFG’ es como volver al estilo de cine de ‘E. T.’, en el que más allá de un título con iniciales, en vez de Drew Barrymore hay otra joven... y en vez de un extraterrestre está el gigante?

Es cierto que el guion lo adaptó Melissa Mathison, que también escribió ‘E. T.’ Pero para mí no fue volver al pasado. Fue volver a vivir algo que siempre me gustó hacer, contar historias imaginarias. Cuando hago películas históricas, debo dejar la imaginación para mostrar cierta verdad. Con esta no tuve barreras, me sentí libre, que podía hacer lo que quería. Volví a sentir lo que sentía cuando recién empezaba como director.

¿Y los cambios entre la película y el libro original, como la parte en la que aparece la reina de Inglaterra?

Nos tomamos la libertad de mostrar una película diferente del libro original. Le agregamos más historia, con el permiso de la familia Dahl. Por ejemplo, sentimos que la reina tenía que tener la misma cantidad de tiempo que el resto de los personajes durante su escena (risas). No queríamos dejarla fuera.

¿Cómo cree que reaccionará la reina de Inglaterra al ver la cinta?

Con su sentido del humor, ella lo va a aprobar. Ya veremos lo que dice cuando llegue la hora, ¿no? Creo que los valores de la película no son cínicos y el tamaño de los corazones del gigante y la joven Sophie son iguales. Es la mejor metáfora que me llevó a contar la historia.

¿Cuál es la parte de la historia original que más le gustó?

Me acuerdo de la reacción de mis hijos cuando yo leí el libro. Y en el momento en que vuelven a la civilización, al volver del País de los Gigantes , recuerdo que mis hijos estaban muy emocionados porque querían ver las descripciones de lo grande que era BFG y lo pequeñito que era todo lo demás en el Palacio de la Reina. Y hay algo muy especial en el desayuno de la reina, en el libro. Esa es mi parte favorita. Por eso dejamos esa filmación también para el final. Fue muy especial.

¿No tuvo problemas al ser un director norteamericano filmando una película con actores británicos?

Esta no es una de esas cintas donde pude haber contratado actores americanos, porque en el momento de estrenarla en Gran Bretaña me lo hubieran cuestionado. Si hay algo que me gusta tanto en el cine, es elegir a los actores. Es lo más importante para mí, más que dirigirlos. Elegir el actor correcto me ahorra muchas palabras. Por ejemplo, siempre quise trabajar con Mark Rylance, y pudimos hacerlo en dos filmes seguidos (‘Bridge of spies’ con el que Mark ganó el Óscar como mejor actor de reparto).

Con Rylance va a filmar ‘Ready Player One’. ¿Podemos imaginarlo en uno de los personajes de la próxima versión de Indiana Jones?

(Risas) Tengo suerte de trabajar con él. Me siento con mucha suerte de haberlo conocido. Y siento que todavía tengo más suerte de habernos convertido en amigos. Conozco mucha gente después de haber dirigido TV y cine por 44 años y sin embargo no acerco a tantas personas a mi vida personal. Con Mark nos divertimos mucho, somos amigos, aunque no es la razón por la que lo elegí para la película ‘Ready Player One’. Lo elegí porque no hay nadie que pueda interpretar mejor a Halliday que Mark Rylance. Sin embargo, tener una relación tan profesional además de nuestra amistad es un sueño hecho realidad.

Personal

- Nació el 18 de diciembre de 1946 en Cincinnati, Ohio, EE. UU.

- Director, guionista, productor de cine y diseñador de videojuegos.

- Se casó en 1985 con Amy Irving y tuvo a su hijo mayor Max Spielberg (se divorciaron en 1989). En octubre de 1991 se casó con su actual esposa, Kate Capshaw. Tienen cinco hijos.

- Fortuna. Es el director de cine más rico de Holly-wood, con más de 2.000 millones de dólares gracias al contrato con Universal Studios con el que recibe el 2 % de lo recaudado por las atracciones popu-lares de ‘Jurassic Park’, ‘E. T.’, ‘Tibu-rón’ y ‘Volver al futuro’... pero le dio los derechos de Indiana Jones a Disneylandia. Y aunque dirigió con los estudios Disney su nueva película, ‘BFG’, volvió a asociarse con Universal Studios para filmar la próxima entrega de ‘Jurassic Park’.

Filmes

El primer éxito fue la famosa película ‘Tiburón’. Luego ‘Encuentros cercanos del tercer tipo’, Indiana Jones en ‘Cazadores del arca perdida’ y el superéxito ‘E. T., el extraterrestre’. Innovó el cine e impuso al mundo la visión de los dinosaurios con ‘Jurassic Park’. Vino luego la historia del Holocausto con ‘Shindler’s List’. Como productor estuvo detrás de ‘La máscara del Zorro’, ‘Hombres de negro’ y ‘Volver al futuro’, para volver al cine de la II Guerra Mundial con ‘Saving Private Ryan’ o la ciencia ficción de ‘A. I. - Inteligencia Artificial’.