Actualidad

“Cuando el poder imperante hace uso del miedo”

En nuestra sociedad persiste en un reducido número de personas la presión, la autosujeción o sumisión aceptada conscientemente al poder psicopolítico del fracasado socialismo de siglo XXI. La utilización del miedo por parte del poder imperante y dominante es para crear un shock emocional en la gente con el fin de implantar sistemas sociales, económicos y políticos copiados de los oscuros y estrambóticos líderes revolucionarios que hundieron a sus pueblos en la desesperación y el abandono.

El poder omnímodo del miedo tiende a dominar un contexto psicosocial favorable que incluye a seres humanos supuestamente más cultos, preparados, intelectuales, ricos, profesionales, jóvenes y adultos, así como también a cualquier ser humano con o sin preparación. El simbolismo del miedo y la agresión han pasado a ser métodos reales, brutales y omnipresentes que atacan a las personas con la exclusión, difamación, “juzgamiento” y marginación de la vida en sociedad; un sistema potenciador del miedo que ha dado resultados en nuestro medio se produce cuando se administra y maneja la difusión masiva del miedo utilizando y abusando del control sobre los medios de comunicación, simulando guardar distancia y simbolizando “imparcialidad” ante el despotismo. Cuando se destruyen hogares, la sociedad se transforma ante la amenaza y la difamación quedando las personas psicosocial y emocionalmente inválidas porque el poder quiere y puede.

Dr. Rodrigo Contero Peñafiel