Actualidad

“No existe una oposicion politica seria”

Una oposición fuerte y unida es necesaria en el desarrollo de la democracia. Pero en el Ecuador, el país de lo imposible, la oposición solo se preocupa de sus intereses partidarios. No le interesa hacer una verdadera oposición crítica. Los intereses de las mayorías no son parte de su agenda política. En los partidos de oposición, todos sus dirigentes sufren del ansia del poder desmedida. La verticalidad arbitraria los caracteriza.

Lo único que los motiva ahora que se acercan las elecciones, es la posibilidad de obtener una cuota de poder para hacerse con beneficios. En realidad en el Ecuador no existe una oposición política seria que analice los acontecimientos nacionales.

Eco. Mario Vargas Ochoa