Actualidad

“Espinosa politizo el sistema educativo”

Así lo afirman docentes, exautoridades y activistas defensores de los derechos de los escolares, consultados por EXPRESO.

El exministro de Educación, Augusto Espinosa, estuvo en funciones entre 2013-2016.

Los cientos de casos de abuso sexual ocurridos en los establecimientos educativos, la reserva de la información que regía en los planteles por un acuerdo ministerial, la designación de directivos por encargo y sin que cumplieran los requisitos para el puesto, son hechos que apuntan como responsable al exministro de Educación, Augusto Espinosa, quien estuvo en funciones entre 2013-2016.

Así lo afirman docentes, exautoridades y activistas defensores de los derechos de los escolares, consultados por EXPRESO.

Para Glenda Soriano, maestra con 25 años de experiencia, exmiembro de la Comisión de Defensa Profesional del Magisterio y exdirigente de la extinta Unión Nacional de Educadores (UNE), Espinosa tiene responsabilidad administrativa, financiera y hasta penal por otros casos.

Además de las denuncias de abuso sexual y designacions sin concurso, recuerda las de los alimentos escolares caducados y la imposición de “una mordaza” a los profesores para que no denunciaran; y las sanciones para quienes se atrevían a hacerlo. “Por todo esto debe pagar no solo él, sino todos los exministros de la era correísta, así como el actual Ministro de Educación”.

El sindicato al que ella pertenecía fue disuelto en el 2016 y reemplazado por la Red de Maestros, un gremio afín al gobierno correísta. “Con ello, muchos maestros recién ingresados o que incumplían con los requisitos del escalafón pasaron a ocupar puestos directivos en los planteles educativos. Ellos silenciaron la educación”, dice Soriano, para sustentar su tesis de que se politizó el sistema educativo.

Juan Carlos Rodríguez, exsubsecretario regional de Educación del gobierno de Correa (2010-2013), y actual rector del colegio La Moderna, reconoce que quienes están al frente de una entidad educativa deben asumir su responsabilidad, más allá de un acuerdo que lo obligue a silenciar. Es cauto al tratar la problemática que afronta hoy el sistema, pero cree que la ciudadanía debe plantear soluciones para erradicar los problemas.

Eva Marún, docente por más de cuatro décadas, exdirectora de educación y exrectora del colegio Jorge Carrera, opina igual que Soriano sobre la etapa de Espinosa. “Nunca hubo tanto atropello como en la época de este señor. El exministro sabía lo que pasaba, lo que hacía la RED.... Gracias a él hoy tenemos docentes sin valores, sin amor a la camiseta que están en las aulas”.

Que los maestros y el personal administrativo se hayan visto obligados a silenciar, asegura, les restó autoridad. “Durante la era correista vivimos una época de miedo, donde se permitió el uso de drogas, no hubo obligaciones y nadie controló nada”.

Para Sybel Martínez, doctora en Jurisprudencia y directora de la agrupación Rescate Escolar, el actuar de Espinoza, al que le atribuye negligencia, incluso ha dejado otra incógnita en el aire. “Aún nos queda saber si en el sistema educativo existe una red de pederastas o pedofilia”.

El exministro y actual asambleísta ha defendido su actuación y ha explicado las acciones que tomó en su momento frente a las denuncias de abuso.

Y acusa de persecución política a los asambleístas de oposición que han planteado un juicio político en su contra por los hechos ocurridos en su gestión.