Actualidad

“Dificil condenar al exmandatario”

Pregúntenle a Ramiro Cueva, un periodista lojano que se atrevió a imprecar a Correa en Bélgica. La noticia fue que a los gritos de auxilio del ‘agraviado’, acudieron dos fornidos custodios y sometieron a Cueva que demandó confiando en la justicia belga. No fue así y el abogado Marchand –el ‘observador’ en las audiencias previas al juicio de Correa- casi manda a la cárcel a Cueva acusándolo de amenazas, insultos y de llevarse la mano a la cintura como si tuviese un arma. Cueva pagará $ 1.400 y manifestará deseos de enmienda sino quiere ir al tarro. Contra la plata no hay payasadas y Cueva junto al fiscal Pérez que acusó a Correa, deben invocar a Francisco de Quevedo y su alguacil alguacilado.

Dr. Carlos Mosquera B.